Categoría: Reflexiones Teórico-Prácticas

EVOLUCIÓN Y CONFLICTO

EVOLUCIÓN Y CONFLICTO
Víctor Ortega Zarzosa.
Médico Psiquiatra. Vitoria (Álava)

(Cualquier apariencia de realidad es una mera disculpa para los intercambios afectivos)
El procesamiento de los estados de ánimo provocados por los sentimientos, y los diversos niveles de pensamiento, como respuesta a los conflictos.
Distingo tres niveles evolutivos de pensamiento, entendido este como un complejo proceso del grupo humano, de ahí el aforismo: el grupo como matriz social del pensamiento, y también el terrible imperativo cognoscitivo colectivo, o pensamiento políticamente correcto, base y sostén de la peor de las tiranías, la del estado de ánimo colectivo.
El pensamiento funciona como mecanismo de defensa compartido socialmente para procesar los estados de ánimo.
A su vez el proceso tiene al menos tres fases: recepción, elaboración y publicación. Recepción cenestésica (R. Spitz) de información, por todos los órganos de los sentidos, visual, tacto, oído, olfato, etc… probablemente más almacenada en el hemisferio derecho cerebral, fundamentalmente receptor y sintetizador; elaboración o procesamiento interno con o sin percepción diacrítica (R. Spitz) y según nivel, generación de la ideación del yo narcisista, y concienciación, o no, por el yo análogo o crítico probablemente en el hemisferio izquierdo que es fundamentalmente emisor (J. Jaynes) y por último publicación o devolución al grupo, por el sistema motor y excretor, verbalización con todos sus matices, gestos, ademanes, miradas, muecas, posturas, feromonas, y otros productos excretables, por ejemplo halitosis selectiva y otros olores corporales (psicotosomatizacion o agresividad química atávica).
Desde el punto de vista eléctrico, entran unas cargas, son procesadas en la central de gestión y tienen que salir para mantener la homeostasis, según como ya planteo uno de los pioneros de la fisiología, Claude Bernard: la constante del medio interno, es la garantía de la vida libre.
Esto se logra en la medida que se supera el filtro modulador de la corteza prefrontal, que siendo la parte más evolucionada de nuestro cerebro posiblemente actúa con respecto a nuestras conductas, incluidas las verbales de evocación mnemónica y habla, como la formación reticular tronco encefálica moduladora lo hace respecto a las aferencias que del medio interno y del exterior acceden al sistema nervioso central. De manera que si se evacua una carga eléctrica proporcional a la que está entrando en el S.N.C. este se mantiene equilibrado, y si no es así tiene que hacer una derivación para descargar el excedente, bien sobrecargando otros circuitos internos del propio S.N.C. con las interferencias consiguientes en su normal funcionamiento, o bien derivando a la verdadera toma de tierra que es a través del resto del cuerpo, quien sufrirá la sobrecarga de estrés eléctrico o somatización.
Podemos nombrar también diferentes etapas evolutivas solapadas con estos tres niveles: animatismo, animismo, mágico religioso y empírico científico, con respecto al contenido en creencias por así decir… Y señalar dos cualidades diferentes respecto al nivel de conciencia, irreflexivo o inconsciente que viene a coincidir con el primer nivel de pensamiento y el previo o proto pensamiento, y el reflexivo o consciente que sólo empieza a aparecer en el segundo nivel, muchas veces utilizado en exclusiva en racionalizar y justificar las acciones y consecuencias derivadas del efecto del primer nivel siempre latente, dado el riesgo de utilizarlo en describir la realidad tal como ya nos lo contó Platón en su ejemplo de la caverna y por tanto suscitar el rechazo del grupo, su no aprobación.
Básicamente hay dos estados de ánimo, posición Esquizoparanoide y posición Depresiva, (Melanie Klein), que se corresponden con el funcionamiento binario 1- 0 del sistema neurovegetativo simpático-parasimpático, mal llamado autónomo, por cuanto aunque no depende como el sistema motor piramidal-extrapiramidal de la volición personal, es el más dependiente del clima y circunstancias del entorno, especialmente de la calidad de las relaciones con los demás, es decir del funcionamiento del grupo. Sus reacciones lucha/fuga-retirada, se traducen en los Supuestos Básicos grupales de Lucha-Fuga, Dependencia y Apareamiento (W. Bion), que también fueron descritos por Elías Canetti en Masa y Poder, como Mutas de la horda primitiva: muta de caza, muta de guerra, muta de lamentación y muta de multiplicación. Trabajo, guerra, funerales y fiestas de guardar….
Los niveles de pensamiento que distingo en función de su complejidad son:
I nivel de la palabra, expresión verbal que corresponde al nivel irreflexivo alcanzado en el estadio humano de salvajismo (F. Engels). El impulso a actuar se divide por un lado en la verbalización, acción motora de fonación y en otras reacciones corporales.
II nivel del número, expresión del concepto de cantidad, que ya necesita de una mínima reflexión o contraste de  iferenciación, corresponde al estadio de la barbarie (F. Engels).
Estos dos primeros niveles podrían corresponderse con la bicameralidad propuesta por Jaynes, en cuyo funcionamiento el estado de conciencia no estaba asociado aún entre los dos hemisferios, ya que los hemisferios cerebrales estaban primariamente mínimamente coordinados, siendo ambos potencialmente receptores y emisores.
III nivel de la escritura, exteriorización de conceptos internos sobre la realidad de una forma verbal pero registrada en imágenes simbólicas, aunque supuso otra vuelta más de tuerca en el proceso evolutivo, concretamente con el inicio de lo que hoy entendemos por conciencia individual (J. Jaynes), corresponde al estadio en el que se resolvió inadecuadamente, y ahora lo sabemos, el conflicto sexual y reproductivo que hasta aquel momento había sido conjugado conductualmente en gran parte por el matrimonio por grupos y completado ideológicamente por la reencarnación.
El conflicto sexual se replanteó al asociarlo mentalmente con la descendencia, de la creencia consoladora en la negación de la muerte consistente en la reencarnación se pasó a la procreación, y el consuelo vino por la ocurrente y compensatoria idea de la vida del más allá, originándose los monumentos funerarios, mastabas y pirámides, de las civilizaciones más arcaicas.
El matrimonio por grupos vino a ser sustituido por la familia patriarcal como forma de organización sexual y por tanto social, que llego a su cenit en Roma, el primer imperio donde cuajó una religión monoteísta, de la mano de su gran institución: pater familias. La familia nuclear y extensa constituyen las células del tejido social en este estadio que llamamos civilización, que probablemente ahora de nuevo está en fase de colapso o estancamiento crítico, al menos, al que cíclicamente se ve expuesta, dado el fallo de pensamiento que al no ajustarse a la realidad ha contribuido a un desarrollo perverso, abocado siempre al fracaso.
Al partir de un estado de conciencia no escindida pero escotomizada, la lucha de sexos por así decir biológica o instintiva, conflicto sexual del grupo reprimido por el tabú del endosexo, se replanteó sancionándose socialmente su justificación con efectos ambivalentes, evolutivos como el origen de la responsabilidad personal, y regresivos por introyección de la vergüenza trasmutada en sentimiento de culpa por conflicto de lealtad de los hijos con los genitores.

El nivel I, el habla, por el que nos diferenciamos del resto de la especies animales, supone el funcionamiento de un modulador evolucionado de la expresión de las reacciones instintivas, probablemente situado en la corteza prefrontal, dilatando como válvula de seguridad la ejecución de una parte de estas al expresar la otra parte a través del lenguaje.
Técnicamente implementado por el sexo femenino, que tiene mucho mejor desarrollado este mecanismo cerebral, al estar desde origen más implicado por razones obvias en las relaciones sociales. R. Spitz propone como el tercero de los organizadores de la mente el dominio del no hacia los 15 meses de vida del niño. Introyección de autoridad limitadora, en forma de alucinación, descrita en la mente bicameral, de manera que el lenguaje se convierte en un nuevo aparato de percepción de la búsqueda de autorización social, idea de J. Jaynes, que ayuda a procesar los contrastes de los estados de ánimo. Así el lenguaje pudo contribuir a frenar la ansiedad de separación y muerte, la agresividad del cuerpo a cuerpo, especialmente la ligada a la cópula, y por tanto a establecer el tabú del primitivo incesto: prohibición de endo-sexo en el grupo, o ley de exo-sexo o matrimonio de grupo ya que la conciencia de la relación sexo-reproducción y por tanto el parentesco como lo concebimos actualmente tardaría aún mucho en llegar.
Los grupos que respetaron el tabú, por instinto de supervivencia, azar y necesidad, con el resultado de aumentar la colaboración dentro del grupo, consiguieron a la vez al aumentar también la colaboración entre diversos grupos para la cópula ceremonial, una diversidad genética, factor que junto con los anteriores seguramente les mejoró las posibilidades de supervivencia. Selección hacia una especie de mamíferos más cooperadora, menos agresiva impulsiva.
Cumpliendo mejor de esta manera con la teoría evolutiva de la facilitación de la vida por la cooperación, que comienza entre otros ejemplos por la rudimentaria simbiosis celular y la teoría de las burbujas libertinas prebióticas, reproducción asexual y sexual, proto células y mitocondrias….
Según C. Levi-Strauss el incesto fue la primera y todavía única ley social de carácter universal que nos diferencia del resto de especies, pudiendo haber influido en todo ello otro cambio sustancial en el estilo de vida de nuestros ancestros, como fue el paso de manada de recolectores fundamentalmente selváticos y arbóreos a cazadores a ras de suelo. Pasamos a bipedestados todoterreno o incluso semianfibios en determinados momentos, según plantean D. Morris y E. Morgan, con un cambio de muchos hábitos fisiológicos, postural, alimentación, estructura ósea, distribución de pelo y grasa en la piel, etc…
Necesitamos cambiar también habilidades y una mayor necesidad de cooperación intragrupal para la supervivencia, al estilo de lo logrado por otras especies de mamíferos como los cánidos, duchos como nosotros en interpretar los estados de ánimo de sus congéneres de forma instintiva, y quienes con una estructura de relación social de distribución de roles y jerarquías en el grupo con tantos aspectos comunes al nuestro, desde tiempos inmemoriales se dejaron adoptar y fueron utilizados como cooperadores nuestros, no sólo para la caza sino para el control de otras especies, en el pastoreo y ganadería.
C. Knigth, cree relacionada la periodicidad de los ciclos menstruales en nuestra especie, con las fases lunares determinantes de las mejores oportunidades para las partidas de caza. Así mismo, este paleo-antropólogo, relaciona el nacimiento de la cultura con el control y reglamentación de las relaciones sexuales, promovido por las hembras probablemente un poquito menos competitivas que los machos, impulsados estos a repartir sus semillas y más posesivas que ellos por dedicarse al cuidado y protección de la descendencia. En nuestra especie el cese de la función ovárica no coincide con la muerte, a diferencia de otros mamíferos, si bien en otras especies animales sumamente cooperativas, claro que a nivel de insectos, se da una especie de menopausia colectiva que afecta a todos los individuos del grupo que cooperan sirviendo a la reina reproductora.
Los grupos humanos así organizados consiguieron sobrevivir y crecer, hacerse más numerosos, enfrentando con más éxito el medio circundante, pero encontrando un nuevo conflicto inédito: El tamaño propio como grupo y sus múltiples alianzas con otros. Si desde el principio lo más importante para sobrevivir era la cooperación con los otros, a lo cual contribuyo el habla, como otra forma más sofisticada de actuar y entender, el numerar o contar potenció el rendimiento del pensamiento como mecanismo de defensa para procesar los estados de ánimo variables, ya por la cantidad disponible de contactos humanos,
alianzas a tener en cuenta, y conflictos de lealtades con ellas, como de soles y lunas que tenían que sucederse para completar un ciclo, que posiblemente de forma ritual comenzó a regular sus relaciones, de ahí quizás también las hondas raíces de la influencia de los astros en nuestra psique, incluso de antes de que apareciesen en nuestros registros mentales los atisbos de la astrología.
La mayoría de la gente tenemos enormes dificultades para pasar al II nivel, un nivel lógico, temporal y matemático, que condiciona considerablemente nuestra original reacción animal instintiva ayudando a controlar mejor los impulsos, con lo cual este lastre en algunos grupos sociales para el acceso al nivel II frena su desarrollo colectivo. Debido al escaso rendimiento de los mecanismos defensivos, se dificulta el procesamiento adecuado de las emociones que resultan desbordantes y mínimamente aliviadas por los rituales mágico-animistas.
La escasa habilidad en el control de los números, el cálculo, la cuantificación lógica del esfuerzo, la constancia y la regularidad, predispone a la incertidumbre inevitable de la suerte a la que hay que procurar rendir culto, pagar tributo y convocar mágicamente.
El subir de nivel por contrario, permite un funcionamiento más eficaz en el nivel previo, al implementarlo. Cada cambio de nivel ha supuesto una respuesta a una incitación previa que no pudo resolverse satisfactoriamente en el nivel anterior. Evolutivamente estamos estancados en el III nivel, que en realidad probablemente puede no implicar en sí otra innovación respecto a los anteriores que la articulación entre ellos, aunque eso si, haya supuesto una mayor coordinación ínter-hemisférica, con la aparición de un yo análogo y un estado de conciencia individual íntima.
El nivel II, capacidad de contar, expresar los números, responde a la ansiedad de muerte por separación del propio grupo de alguno de sus miembros, y de dificultad de sincronización temporal con los grupos aliados, cooperantes en el mantenimiento de funciones vitales, nutrición y reproducción, caza y copula fundamentalmente, ciclos solares y especialmente lunares.
En estos dos primeros niveles de pensamiento si bien no existía un nivel de conciencia completa en el sentido que hoy día la entendemos, (como reflejo reproducible de la práctica totalidad conocida de la realidad externa en el cerebro, reflejo fijado por el lenguaje como nuevo órgano de percepción (J. Jaynes), aquella proto-conciencia se adecuaba bastante a la realidad y su participación en el pensamiento probablemente era limitada pero no distorsionadora de los hechos ni de sus repercusiones emocionales.
Me refiero a la conciencia del conflicto fundamental, ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos? y ¿adónde vamos?. Nacimiento, reproducción y muerte, de los que el resto de conflictos son subsidiarios. Respecto a los tres hechos fundamentales, si bien la explicación basada en la reencarnación distaba de ser completa, de una manera parcial era correcta en el sentido de no contradecir la existencia de los genes y su transmisión, repetición, por generaciones.
Se había escindido la relación del apareamiento con la reproducción de una manera primaria, protomental, al poner un freno al impulso sexual y agresivo instintivo en favor de la cooperación dentro del grupo y se completó con la alianza de cooperación con otro grupo vecino. Al impedir el apareamiento en el propio grupo la supervivencia intergeneracional sólo estaba garantizada por la alianza con grupos vecinos. De forma que la supervivencia estaba mejor asegurada y fue más exitosa en los grupos que cumplían la ley. Al limitar unos impulsos instintivos particulares para facilitar la cooperación, se potenció el instinto de supervivencia colectivo, y la excelencia genética.
Del animatismo, como arcaica protoidea darwiniana de la evolución de las especies, teoría de la descendencia de otras especies animales tótem, evolucionaron al animismo y la reencarnación, como consuelo para la ansiedad de muerte y separación. Hay que tener en cuenta que estas creencias persisten como dogma religioso en nuestros días. Y que los vascos confirman a Darwin pues todos descienden de la amona.
En este II nivel nuestros ancestros consiguieron una performance que sentó las bases del trabajo, al estilo de otras especies animales sumamente cooperativas aunque de la escala de los insectos, tal como la domesticación de otras especies y la ganadería.
Me refiero en estos términos a dos actividades genuinamente humanas, la pintura y la domesticación de varias diferentes especies animales. Del auto control al dominio sobre el medio natural, entre otros elementos el fuego y sobre otras especies.
Este nuevo escenario dio pie a una distorsión del pensamiento que condiciono de forma perversa nuestra evolución posterior, con una parte importante regresiva, adoptando la forma de bucle o espiral perpetua: comienzo de reorganización,desarrollo, colapso y desintegración; con aparentes diversas etapas denominadas sucesivas civilizaciones (A. Toynbee).
El pensamiento se adecuo más a la realidad pero sólo de una manera parcial, distorsionada por escisión y negación de la otra parte, fortaleciendo una de las bases de la cooperación interpersonal, la responsabilidad del individuo en relación al grupo, quien le devolvió una parte de su poder y autonomía sexual y agresiva, de la que había sido privado por el mismo grupo en el proceso de humanización, pero a la vez sanciono socialmente de forma errónea la posesividad o afán de dominio instintivo de una parte sobre otras, alterando el hasta entonces delicado equilibrio social de cooperación, creando un escenario mental nuevo por conflicto de lealtades y sentimientos de culpabilidad, hasta entonces inéditos en la mente humana: Lealtad al grupo-madre hasta entonces único propietario y dueño absoluto de sus miembros y lealtad al propietario padre sin cuya semilla la hembra humana no iba a procrear.
Estableciéndose los cimientos de una lucha de poder ínter sexual, de fundamento no biológico instintivo, ya suavizado en nuestro proceso de humanización, sino social en la estructura mental colectiva, el grupo como matriz social del pensamiento o imperativo cognoscitivo colectivo, originando una perversión contaminadora de todos los procesos de desarrollo ntrapersonal,
yo análogo sustitutivo (políticamente correcto) yo ideal consciente con represión introyectada.
Otro gran conflicto en torno a la ansiedad de separación y muerte hasta entonces conjurado por la reencarnación, sobrecargo el pensamiento humano:
la noción de muerte personal y definitiva desaparición. Dado que sí proveníamos de la semilla del padre ya no estaba tan claro que fuésemos a reeencarnarnos. Aunque no por ello, como ya he señalado antes, dejo de mantenerse la reencarnación en gran parte como creencia aliviadora de la ansiedad de muerte hasta nuestros días. Y ya de paso junto con las inferencias de los sentimientos de culpa originados por los conflictos de lealtades, aparecieron las maniobras mágicas en torno al parto que se describen bajo el término general y universal de couvade.
Esto desencadeno el paso al III nivel, perpetuar la realización de deseos, el legado, escribir.
De forma que las primeras civilizaciones estuvieron marcadas por un estricto orden de control jerárquico, totalitarismo que resurge periódicamente por necesidad de negación de conflictos de lealtad por la fuerza, para organizarse viviendo el presente en función de prolongar la propia vida hacia la eternidad, momias y tumbas, mastabas y pirámides para la eternidad, fueron sus principales industrias de consumo, hasta que el desarrollo paulatino del III nivel de pensamiento, la escritura, legado personal que nos sobrevive, contribuyo a contener mejor los desbordamientos si bien no de forma suficiente, entre otros motivos por la aparición del conflicto de lealtades en la mente, la culpa y el yo análogo.
El conflicto fundamental se hizo más complejo, dejamos de ser una reencarnación, aunque para algunos incluso lo seguimos siendo hoy día, y empezamos a ser hijos de otro miembro del grupo, el cual sanciono el afán de dominio instintivo de unos miembros sobre otros, origen del sentimiento de propiedad personal, de la propiedad privada, que empieza por la descendencia y se continúa con el resto, pero no dejamos de ser alumbrados por la madre, quien de ser la reencarnadora de los espíritus de la tribu, dogma reservado actualmente para el hijo de Dios hecho hombre, pasó a ser la fructificadora de la semilla del hombre propietario y a la vez incluida como parte de la propiedad, origen del yo análogo, poseída y poseedora a su vez, entrando la pareja reproductora en la dinámica de sumisión y sometimiento que dificulta, hasta poder impedir, la cooperación, lo que más nos caracterizaba como grupo humano, y siempre constituyendo un factor desestabilizador de los estados de ánimo para los descendientes.
Además apareció en la mente un nuevo concepto a modo de arma eficaz y por tanto muy peligrosa de usar, como cuchillo de doble filo, si hasta entonces la pulsión incestuosa tabú básica para favorecer la cooperación en el grupo era la de la relación materno filial, empezó con el reconocimiento de la paternidad un nuevo vínculo entre ambos sexos, que no sólo implemento la cooperación intergeneracional sino por ello reforzó socialmente la pulsión incestuosa, probablemente generando un sentimiento inédito aunque basado en la primigenia envidia, los celos prototípicos de la historia de Edipo y de la historia de Eva.
Se desencadeno un doble conflicto de lealtad y de identidad al aparecer dos modelos fundamentales y diferentes de atracción mimética dentro del grupo, que volvió a organizarse de forma jerárquica, poseedor y poseído, con identificaciones y contra identificaciones, introyección de los modelos diferentes y de la relación entre ellos, introyección del conflicto en su caso.
Probablemente esto fuese el inicio de los rudimentos de lo que hoy entendemos como conciencia, de darnos cuenta de algo que nos confunda, que nos afecte, de la diferencia con el otro especialmente del otro sexo. Poder contener mentalmente el conflicto, pensarlo, hablar de ello. O no tener conciencia de ello, pero actuar por sus consecuencias. Desde entonces nuestro futuro personal va a estar fuertemente condicionado por la relación real entre los progenitores y con cada uno de ellos,
nuestra forma de introyectarla, de elaborarla mentalmente y verterla de nuevo en nuestras relaciones, nuestra capacidad de pensarla y usar esa experiencia en nuestro mejor sistema de alivio del conflicto personal fundamental, es decir, las relaciones con los demás. Convertir el odio en pensamiento, nos recomendaba Pat de Maree, y el pensamiento en relación. De lo contrario el odio aísla.
En la actualidad el origen de la idea principal de la familia patriarcal ha quedado sin fundamento, al ser fruto de un pensamiento evidenciado erróneo, impactando de lleno su cuestionamiento en la mentalidad colectiva desde que empezó el control femenino de la reproducción, y ahora nos encontramos sin un modelo alternativo eficaz de unidad social de reproducción que continúe vertebrando la organización social. Además estamos probablemente agotando el recorrido del III nivel de pensamiento, incapaz de contener las emergentes ansiedades de división individual generada por este doble conflicto.
Desde hace ya bastante tiempo se están produciendo reacciones regresivas socialmente, los arcaísmos y los futurismos descritos por Arnold Toynbee, aferramientos al patriarcalismo genuino y otras utopías totalitarias socialistas que derivan en barbarie y salvajismo. Mantener la sanción social del afán de dominio delegada en la figura del padre, o monopolizada por el grupo.
Ante la dificultad de encontrar la vía eficaz y el esfuerzo consiguiente para llegar a la compleja sociedad de los individuos imaginada por Norbert Elías.

Conferencia de Psiquiatras Vascas. Bilbao 11 de Junio 2016

Conferencia de Psiquiatras Vascas.
Bilbao 11 de Junio 2016
CHRISTINE LABORDA

Introducción general a la inmigración en Alemania y el tratamiento de personas traumatizadas, la tranculturalidad y la psiquiatría transcultural
Voy a hablar de los tratamientos de refugiados traumatizados en Alemania y añadiendo a la ponencia de la Señora Ehrensperger que nos ha hablado de su experiencia grupal en Ruanda, quiero comentarles brevemente que en 2011 durante el Study Day de EATGA en Bilbao Jaak Le Roy, psiquiatra y grupoanalyista,( uno de los miembros fundadores como René Kaes, Malcolm Pines y Jean Claude Rouchy), presentó su trabajo grupal como supervisor en Kinshasa capital del Congo. En las comunidades frágiles de la sociedad congolese en barrios conflictivos él se dedica a supervisar mediadores entre la gente de la calle y profesionales. Varias cuestiones metodológicas y conceptuales son discutidas a través del trabajo con profesionales y dichos ‘”niños brujos’ y sus familias y sus sanadores. Hasta que punto nos ayuda en estos casos nuestro punto de vista analitico para entender estructuras de la personalidad dañadas o no. De hecho, el fenómeno de marginación y exclusión por lo tanto se considera que no sólo se produce por la dinámica individual y familiar, sino debe entenderse en el contexto de las grandes dinámicas sociales y culturales que tienen un impacto importante en la constitución y el funcionamiento de los grupos primarios y secundarios.
En los hospitales vemos también efectos secundarios negativos de la imigración en ambos lados. Para nombrar algunos casos concretos son p.e.de autoquemaduras, autoviolencia. Por el otro lado los refugiados son victimas de la violencia de la sociedad por fuegos que nacionalistas provocan por xenophobia o discriminación en la calle y en sus viviendas.
Para nosotros como profestionales significa tener mucha compresión y al mismo tiempo distancia para poder ayudar.
Marie Rose Moro (2016) exponía en el congreso de la SEPTG su trabajo con grupos transculturales en Paris, en la Universidad de Descartes hace unas semanas en Donosti. ‘Sanar en una situación intercultural, cuando los pacientes y terapeutas no pertenecen a la misma cultura implica questionarse a sí mismo, la relación con los pacientes y los dispoitivos que se hayan propuesta.’
Ndoép, un terapeuta africano (2006) hace referencia directa al psicoanalisis en un capitulo del libro La psquiatria transcultural de Wolfahrt y Zumseil. ‘Cada sujeto desde el punto de vista psicoanalitico, indiferentemente de que cultura sea, és dividida. Nadie se puede concibir sin la fisura (sin roto) que no reencontra en el otro.. (2006, pp.288). En Totem y Tabu, Freud habla de una ficción de la puesta en escena de un introyecto del padre de la tribu que forma el nucleo de la diferencia de cada uno. De un modo similar se da explicación a la inspiración poetica de las musas (Socrates), un trance del sujeto a través de la divinidad en la antiguidad sin conocimiento del psicoanalisis. Socrates lo veia fuera del individuo, un espacio desconocido que podría ser él del inconsciente. Rimbaud (moi, c’ est l autre) dice, yo es el ‘otro. El trance, la compulsión ritualizada es la substitución del sujeto por el otro. El sujeto reconoce los espiritos del otro.
La mezcla de grupos étnicos, un lenguaje común o no, hace difícil el intercambio de formas tradicionales con formas post- coloniales occidental-cristianas y globalizadas consumistas en sus valores (comp. Le Roy 2011, p. 2) en donde podemos ver los fenomenos culturales y transculturales. ‘La regla fundamental del psicoanalisis de la esucha y de la abstinencia total entre el que interpreta y los participantes fuera de la escucha y de la palabra analítica’ (Kaes 2016), esta regla es muy difícil de cumplir en un grupo transcultural. Por eso los intérpretes nativos son muy importantes para nosotros. Nos pueden transmitir algo de la cultura ajena cuando seamos demasiado rápidos en interpretar p.e. dilirios como psicosis en estas culturas.
El fenómeno de marginación y exclusión que se produce en el asilante recién llegado por lo tanto se considera no sólo producido por la dinámica individual y familiar anterior, sino también debe entenderse en el contexto de las grandes dinámicas sociales y culturales que tienen un impacto importante en la constitución y el funcionamiento de individuo de sus raíces a un contexto ajeno (comp. Le Roy 2011).
Estadística de imigración en Alemania, especialmente en Munich.
Desde este contexto grupal transcultural vamos más a los aspectos concretos de la inmigración. Teniendo conocimientos de nuestra historia, sabemos que siempre había movimientos en la humanidad por guerras u otras. El motivo a menudo ha sido la idea de cambiar por un mundo mejor que se proyecta en esta otra parte y no la parte en dónde está uno situado. Eso es debido a informaciones del entorno , hoy por la red o la televisión.
Los nómadas lo hacen de forma periódica o regular, aprovechándose del tiempo, de las estaciones y de los cambios del suelo en sus alrededores y tal vez por necesidad intrínsica del cambio.
No tan lejos como miles de aňos atrás sino hace algo más de 70 años unos 8 millones de alemanes huyeron de Silesia, Prusia y Bohémia hacia el Oeste de Alemania dejando atrás sus casas y sus que haceres para encontrarse en una Alemania destruida queriéndose levantar con la ayuda humanitaria de los Estados Unidos. Sólo 15 aňos después, se abrieron las fronteras de nuevo, en los años 60. Hubo una ola importante de inmigrantes trabajadores viniendo de Grecia, Espaňa, Portugal, Italia y Turquía.
Hace 25 aňos la unificación de Alemania ha significado una gran movida de gente. Desde que las fronteras europeas se han abierto hacía el Este, millones de rumanos, checos, polacos han entrado para trabajar y vivir en el centro oeste de Europa.
Hay que nombrar la ola de 2,5 millones de refugiados de la guerra de Yugoslavia durante los años 1991 a 1995. Así que a pesar de todos estos momentos drásticos la mayoría de la gente se ha podido integrar en su nueva patria y ha dejado una huella en el sentido transcultural. Eso quiere decir, que la situación actual tiene sus antecedentes, aunque nunca ha habido una invasión tan masiva de otros continentes, otras culturas, religiones y colores como la de ahora.
Los motivos son en general (excepto en algunos casos) objetivos comprensibles, o huyendo de dictaduras, guerras o del terrorismo y no para cometer actas terroristas. Con la experiencia de los casos anteriores nos hemos aprovechado de la ola de gente para ponerles puestos de trabajo que a lo mejor ya no estaban tan solicitados por la gente de allí y hemos sacado provecho de ellos. Por otra parte siempre hay un porcentaje no tan negligente que se estanca que no tiene fuerza para adaptarse. Por ellos había que crear una medicina especial en el mejor caso transcultural, tal como nos lo explica M. Rose Moro y Ehrensperger.
El estado político se preocupa en establecer normas de integración, de ayuda humanitaria durante algunos años que no siempre funcionan muy bien, aunque, mientras la ola no haya sido tan fuerte, podían ser absorbidos por el resto de los alemanes. Me refiero por ejemplo a la ley de no poder trabajar durante los primeros tres años. La sociedad lo paga muy alto a favor de miedos xenofóbicos como que los ‘nuevos’ les podrían quitarles el trabajo. Las reacciones socio-políticas a nivel general son los partidos nuevos de la derecha o ultraderecha En este momento el estado se ha dado cuenta que esta situación con millones de recien llegados sin trabajar dandoles alimento y techo, va a ser un coste que ni un país rico puede amortiguar.
Situación actual
El año pasado 1,1 milliones de personas se refugiaron en Alemania. La cultura de la bienvenida que nuestra cancillera Merkel lo concretó en su statement con las palabras ‘Wir schaffen das!’ nosotros lo podemos’ hizo la ronda rápidamente por el mundo entero. Entendiendo que Alemania a nivel socio-político internacional nunca ha tenido muchas simpatías, este déficit finalmente podía ser compensado, aunque sea por pocas semanas en una euforia y comprensión con eco internacional.
A parte de la ayuda financiera a nivel de donaciones de dinero, de ropa, de alimentación a nivel particular, la ayuda mas importante aún en muchos casos es la ayuda del trabajo personal como interpretes, médicos, enfermeros/as. A menudo son voluntarios o con poca compensación económica.
Después de una larga discusión interior en marzo del 2016 el gobierno alemán aprobó un ‚paquete‘ de leyes (Asylpaket 2 ) regulando el asilo con la meta de frenar la fuente de personas buscando seguridad política y financiera. Ante todo ya no se les permite a traer a sus familiares de inmediato y sin restricciones. Los que vienen de países supuestamente ‘seguros’ tienen que marcharse o volver inmediatamente. (Hay excepciones como los homosexuales en Marruecos).
Así que ahora se va por dos vías principales: los que se quedan por motivos de guerra o motivos de amenaza personal y los que se tienen que marcharse lo mas rápido posible porque sus motivos de entrada en la Comunidad Europea no han sido aceptados.
Las fronteras ya no van a estar tan abiertas como lo han estado durante los últimos años. (conveniencia de Schengen). También cambiaron la ley del motivo de padecer de un trastorno postraumatico: ya no es suficiente quedarse sólo por ese motivo. Aprovecho la ocasión de clarificar el uso del ‘sindrome postraumatico’ diferentemente del uso del ‘trastorno postraumatico’.
El chequeo de enfermedades físicas y psíquicas debe cumplirse durante las primeras 48 horas (que no funciona siempre) después de la llegada (antes eran 150 días).
El aislante recibe ya en el momento de su registro al entrar un carnet con foto. Sus antecedentes de conducta son parte de las piezas necesarias para la regulación de aceptación en su búsqueda de asilo. Eso facilita los contactos con las autoridades.
Los médicos de familia pero también los especialistas como los psiquiatras son muy demandados en este primer trayecto. Así los menores de 18 no acompañados de su familia van a tener que esperar más de dos años para unirse con la familia en su nuevo país.
De 60 000 no-acompaňados jóvenes desaparecieron 4.500 en 2015. Se supone que en parte fueron victimas de estructuras criminales, forzados a la prostitución o obligados a dar órganos (comp. Bühring 2016). La protección de las mujeres de violencia contra el sexo femenino no se está dando mayormente en las casas/tiendas de los refugiados.
A los asilantes que se quedan, quiere decir los que están en el trayecto de reconocimiento y los que ya son reconocidos, entre ellos hay una parte que implican complicaciones en su camino a la asimilación.

Clasificaciones
Trauma y traumatizados:
Casi todos los hombres tienen recuerdos traumatizantes. Si algo es un trauma no depende tanto del hecho en sí como cada uno lo ha vivenciado. Así que no se puede decir que todos los asilantes son traumatizados aunque el numero entre ellos es mucho mas elevado que en la población normal. Pero siempre hay entre los traumatizados también gente que supera su trauma, incluso crece. Asi llegamos a nuestro punto de cómo se puede intervenir, que tipo de ayuda es adecuada para quien. (comp. The New Cience of PTG,2015 Jim Rendon, Lawrence Calhoun & Richard Tedeschi, Growth in Clinical Practice 2013,paperbagUNC Charlotte)
DSM Post Traumatic Stress Disorder (PTSD).ICD 10 F07.1, F43.1.
Primeramente se trata de una reacción, síntomas, después de seis meses, si los síntomas quedan iguales, se trata de un desorden/trastorno‘.
Trastornos de adaptación (ICD 10 F40.3): Anpassungsstörung
Es un trastorno cronico depresivo es muchas veces la consecuencia de una traumatización…
Hyperarousal : parte de la hiperactividad (?) es la tensión alta. La persona se asusta con facilidad y/o se pone agresivo por cualquier irritación. Los síntomas son de difícil medicación. Según me explicaron psiquiatras especializados Tavor y Valium sólo tienen efectos a muy corto plazo, las pesadillas aumentan incluso. Hay dos centros de arousal en el cerebro del sistema límbico, no se deben pasar los eventos sin filtrar.
Splitting de sintomas La apariencia de sintomas orgánicos y no orgánicos como disociaciones durante día y noche, la persona afectada no reconoce el lugar donde está, tiene pesadillas, retracción (retiro), que no quieren hacer nada, ni ver la televisión por sus recuerdos traumaticos, necesita siempre luz, día y noche. Con el tiempo el trauma se establece más. Las mujeres violadas muchas veces tienen simtomas en los organos sexuales aunque organicamente no se encuentra nada.
 Conceptos de tratamiento:
Hay que distinguir entre tratamientos ‘integrados en la sociedad normal’ y tratamientos con profesionales. Ambos tienen como meta la mejoría psiquica del sujeto, su mayor estabilidad e integración. Además debe ser un tratamiento de prevención a la agresividad. Las formas de ayuda pueden ser muy variadas y a veces diferentes a lo que normalmente ya practicamos. Voy a ser breve en mis extensiones sobre el tema y dar pocos ejemplos concretos de sitios establecidos de tratamiento a nivel estatal, municipal, iniciativas privadas y a nivel de organisación medica.
A nivel individual:
Padrinos para refugiados:
Es una asociación sin lucro en Berlin que se mantiene por donativos. Las personas afiliadas se comprometen en hacerse cargo de un asilante o una familia de refugiados a nivel económico y personal. Esta responsabilizad ayuda a nivel personal al afectado y ahorra al estado involucrarse más. A parte de esto facilita más la integración en la sociedad.
Teatro:
Musiktheater Noah, Culture Clash, aprovecha su nombre para expresar su meta: el rescatar como el arca de Noah en la Biblia. El contexto de esa obra de teatro espontanea sirve a unos 20 refugiados sirios conjuntamente con actores jóvenes de la escuela de teatro a tener una experiencia única con efectos a diferentes niveles tanto personal como en grupo.
Opera con jóvenes de todos los colores dirigidos por la orquesta la Radio Bavara muestra que una orquesta grande de mucha calidad se dedica en especial a este tema de la multi- y transulturalidad. Por el lugar y el tamaño de los participantes tiene un impacto importante.
Pantomima es otro método averbal que sirve con su expresión corporal e mímica. Se supone que ayuda a los asilantes jóvenes a sentirse visto de forma gratificante.
Trommelpower. de Grupo de tambores
El programa del Freies Musikzentrum e.V. Munich ‘se ha establecido para una integración mejor y en contra de la agresión’ (comp. Pagina web). Unos 200 menores no acompañados de los 5000 que llegaron en un los ultimos meses a Munich pueden aprovechar esta oferta de tratamiento terapeutico. No todos son traumatizados, aunque practicamente todos tienen recuerdos malignos. Algunos se pueden clasificar como PTBS (Posttraumatische Belastungsstörung).
Un punto de partida es estabilizar la regulación de las emociones. La experiencia en grupo tocando el tambor, profesionales y no profesionales es única. Los inmigrantes se integran rápidamente en el grupo, aprenden la escucha, se sensibilizan, las facultades ya existentes se refuerzan de esa manera y se convierten en nuevos acontecimientos (Erlebnisse) positivos. Escenas de violencia se representan musicalmente y se intentan dar nuevas soluciones a los problemas.. Ressourcen-orientiert. Es posible que momentos disociativos ocurren durante una representación, donde los terapeutas grupales tienen que intervenir intentando hacer puentes entre la situación actual y la disociación. Mucho ruido puede ser retraumatizante. Es una terapia averbal, los problemas no están tratados o discutidos directamente. Hay que crear una situación en donde los jóvenes se sienten bien acogidos.
Expresión a través de manualidades
Incluye la pintura con lápiz, pintura de dedos, crear esculturas corporales pantomimicas combinadas con objetos de basura o de material de todo tipo, fácil de utilizar.Se pueden expresar sentimientos y pensamientos pintando la huida, o/y a la vez contar un recuerdo positivo pintando y interpretándolo (SZ Semanal Nr. 52 2015). Esto se hace ante todo con niños y adolescentes hasta los 15 años.
Heckscher-Klinik para niños y adolescentes:
Unos 150 niños adolescentes terminaron en esta clínica. El porcentaje es cada vez más alto, y representa un 3 % de la totalidad actualmente.(Südd. Zeitung v. 31. 4.16)
A nivel municipal:
Voy a dar unos ejemplos de ciudades Un proyecto ‚Step by Step‘ en la ciudad de Darmstadt, cerca de Frankfurt
representa el domicilio para refugiados traumatizados, niños y mujeres en el pueblo Michaelis Dorf. El refugio intenta darles rápidamente una estructura y devolverles la dignidad perdida.(comp. R. Schlitt 2016). Se les da más autonomía
en organizar su vida propia y su entorno. Los refugiados empiezan a organizarse antes y encuentran nuevos contactos más fácilmente.
Por parte de los organizadores se ofrecen actividades como recibir clases, guardaría para los hijos, visitas a los alrededores organizadas por el propio ‘pueblo’. Por parte de los asilantes deben trabajar dos horas diarias para la comunidad.
En Berlín existe otro proyecto de LAGESO. (Landes Gesundheits Organisation ) y es un punto de referencia de Clearing de aclaramiento institucional para el mismo refugiado. Así que Mall hizo una clasificación de las enfermedades de 100 niños sirios en 2015. El 80 % de ellos acuden por problemas con los dientes. Un tercio padece de los niños tratados padecen de SyndromePosTraumatico.
Cerca del 20% de los refugiados padecen de síntomas postraumáticas. Aunque estos datos no son muy validos ya que las personas pueden mostrar estos síntomas postraumáticos mucho mas tarde, una vez que ya se podrían relajar de su situación actual.
Los médicos deciden, si van a ir al centro de psicoterapia intercultural de la Charité con un consultorio/ambulatorio especial de árabe o a un centro especial de victimas de tortura en el LAGESO que está suplementado por servicios de urgencias.
Aparte de los refugiados oficiales, a los indocumentados se les dificulta todavía mucho mas la entrada en una vida normal. La iglesia se hace cargo de estas personas que lo desean. Por que a pesar su ilegalidad, esta gente indocumentada tiene que sobrevivir. Unos 24 de ellos viven en terrenos eclesiásticos de un antiguo cementerio en Berlín. La analista, grupo-analista y medico psiquiatra Dr. Elisabeth von Strachwitz trabaja con ellos. Ella no lo considera sus visitas directamente como terapéutico aunque sus efectos lo son. A algunos de ellos les da clase de alemán, en otros casos tiene que intervenir por querellas relacionadas con el abuso de alcohol y drogas. La media de ellos tienen unos 22 anos. Algunos llevan ya 8 o 9 anos así. Unos entraron a Alemania a edad menor sin conocimiento de que en este caso hubiesen tenido protección del Estado Alemán. Otros están aprendiendo un oficio, todo bajo el patrocinio de la iglesia que les paga la seguridad social y se preocupa de encontrarles plaza de formación profesional como es en un caso de un estucador.
A nivel terapéutico no funciona el grupo como tal como estamos acostumbrados. Es demasiado heterogéneo, me comenta. Dentro de otros ámbitos algunos participan en grupos de tambores, otros lo esquivan, temen el ruido que puede ser retraumatizante.
En Colonia se encuentra un punto de partida crucial de las conexiones establecidas por el estado donde la mayoría de los refugiados se reparten por la zona. Unos 500 a mil personas llegan a diario. Ante todo son niňos los que llegan traumatizados (80% de los tratados por los médicos), no hablan y a penas comen y están apáticos en brazos de sus madres. Si hace falta un ingreso en un hospital, se procura que la familia esté alrededor. En algunos casos se decide, si se quedan en Colonia o continúan rumbo a otra ciudad o otro campus.
A nivel autonómico de Land (Autonomía):
Cada país autónomo ordena o regula la venida de la familia de los refugiados de forma diferente. Hay una regulación de los costes por los cuales hay peleas políticas.
En la clínica Heckscher en Baviera y Munich llegan casos como una chica de 14 años algo retrasada amenaza a su madre con un cuchillo porque la madre quiere que termine la relación con un chico de 18. Un chico de 17 se subió a la ventana en el quinto piso con intención de suicidarse. Otro chico roba un cuchillo y se hiere en el cuello. La clínica Heckscher esta esparcido en ocho sitios diferentes sobre Baviera y hay 220 plazas para niños y adolescentes, 120 plazas se encuentran en la central en Munich.
Bayernkaserne, una antigua caserna militar se ha adaptado para darles cobijo a asilantes recien llegados como primera acogida ( Erstaufnahmelager), donde van a pasar sus primeras semanas, en general no más de 6 semanas. Los refugiados ya están atendidos por diferentes profesionales de la salud, aunque sea solamente a nivel no verbal, porque ninguno de las dos partes hablan un idioma común. El trabajo consiste en la ayuda concreta como por ejemplo de ensenar el sitio donde van a dormir etc.. Pero los contactos con terapeutas profesionales significa ya una primera ayuda más que la elemental y
llega a ser un contacto de consuelo.
Cuanto más tiempo se quedan en un sitio, más probable es, que salga el trauma. Muchas veces durnate esta lugar primera estancia de semanas se puede ya apreciar quien puede tener una voz cantante, quien tiene dones de liderazgo, aunque luego pueda venir un bajón y esa misma persona necesita ayuda profesional.
Casos clinicos:
Durante mi experiencia corta en el ambulatorio provisional de la Bayernkaserne tuve contacto con un chico de 16 años, Naoun, de Nigeria, de una ciudad pequeña. El vino en avión que es poco habitual. Al despacho medico entra con un traductor que se lo ha buscado él antes de la cita medica, una figura paternal de unos 40 años. Este señor traduce todas preguntas de la medico psiquiatra al chico.
Naoun no se inmuta apenas, deduciendo de su fisionomía parece tristón aunque escucha atentamente lo que se dice, habla solamente cuando se le pregunta directamente. Se queja de no dormir o tardar varias horas en conciliar el sueño. En estas horas le atormentan pesadillas. Su padre ha muerto hace un mes. El vivía con su padre ya que sus padres se habían separado hace unos años atrás. Aunque él no ha visto morir a su padre, sabe que le han asesinado.
A continuación le han arrestado a él e intentaron sacarle secretos de su padre. No le pegaron ni le torturaron excepto algun azote. Al cabo de unos días consiguió espcaparse de sus agaresores. Ahora bien, para el equipo empieza a averiguar que ha pasado, que dice y que no dice. Su información sobre su manera de venir aquí no es totalmente coherente. El dice que en avión. ¿Pero en avion desde dónde a donde? Ha sido su primer viaje afuera del país, contesta. No está claro si no sabe o no dice más.
Su cuidador, un psicólogo que está permanente en su edificio de la caserna explica que aunque la ola de llegadas en barco aun no ha empezado (mes  de marzo) cree que hay algo no cuaja en el historial del chico en principio por su forma de llegar. Así que P. ha llegado el 15 de abril a Munich, pero llegó a Europa cerca de dos semanas antes en avión, el último trozo a Alemania hizo en tren y andando. Afirma que se le ha tratado bien en el camino en tren y en Alemania en particular. No quiere medicación salvo algo para dormir mejor.
Hay una sospecha de abuso sexual o tal vez de prostitución. Quince días mas tarde está con la psiquiatra de nuevo. Esta vez opta a no decir nada, ni ha tomado la medicación.
SZ Nr. 7 Feb. 2016 Schleuser in Kartoum
Otro chico de 17 anos, Ali, afgano se presenta ante una psiquiatra en la Bayernkaserne. Anteriormente ya le llamó el cuidador que el chico no se adapta bien. Le han cambiado del piso quinto al piso cuarto para que esté mas cerca de la vigilanicia de los cuidadores. El se lo tomó muy mal, como un enfrentamiento personal. Mas de una vez dijo algo que se va a la fuga. Tiene un padrino que no quiere ver ni hablarle. La medicación, me comenta la psiquiatra, algunos lo viven como ofensa personal. Puede que el joven esté en el momento que el trauma hace más efecto sobre él. Tiene un hermano con familia aquí que llegó el ano pasado. ¿Se refiere a huir a dónde su familia aquí? ¿Le influye demasiado la familia?, como nos comenta el traductor después?
Dicen para que se quede en Munich se tiene que comportar de tal o tal forma. ‘Me voy a la fuga o me voy a matar’ o ‘le voy a matar a ese…’ tiene otro significado en este contexto. Por la red saben mucho sobre autolesiones. A veces son lesiones bastante superficiales. A parte de los problemas que ya tienen se hacen otros que son dificilmente de distinguir de los ‘autenticos’.
Otro caso clínico fue una paciente de 38 anos que tiene dolores en el vientre. El medico que la ha visto ya supone que es de origen psicosomatico. La paciente habla bastante bien el francés, prescindimos del interprete. Queremos averiguar como se nos presenta en la sesión. Casi no toma contacto directamente con los ojos, mas bien mira todo el rato para arriba. Nos cuenta que es del Congo, de la capital Kinshasa. Su país no es nada democrático. Ella ha participado en una manifestación y fue detenida. La metieron unos días en la cárcel. La misma policía, quiere decir tres hombres la violaron. Tiene recuerdos terribles, que quiere olvidar pero que le vienen como flashbacks. No tiene a nadie con quien se podría intercambiar. Se siente muy sola. Tiene una habitación para ella sola y si se encuentra con otras chicas con las ha intentado hablar mas en detalle pero la han ridiculizado. Preguntada por su familia, contesta que tiene gemelas de 11 anos que se encuentran con su madre. Es la unica vez que su cara tiene una cierta sonrisa hablando de sus hijas. La medicación que se le ha dado contra el dolor (paracetamol) no le ha ayudado nada. Preguntada por sus dolores los especifica mejor. Tiene un picor por la irritación de la piel en el area de los genitales. Con esa información mas concreta una ginecologa se puede hacer cargo de nuevo de su problema a nivel organico. La medica especialista en psicosomatica y medicina natural le da unos globulos (Globuli) que saca de su maletita de medico. La paciente se ve apreciada y recibiendo la medicación se le nota un cambio de actitud. Va a tener otra consulta en 4 semanas.
Bibliografía
Bühring, Petra (3. 2016) Asylpaket 2. Deutsches Ärzteblatt PP Heft 3 p. 97
Bühring, Petra (3. 2016) Psychosoziale Versorgung von Flüchtlingen. Deutsches
Ärzteblatt PP, 3 p. 117
Calhoun, Lawrence & Tedeschi, Richard: Growth in Clinical Practice 2013,paperbag
UNC Charlotte.
Feldman, Seidler (2013: Traum(a) Migration. Psychosozial Verlag
Ndoyé, O Vorstellung eines Besessenheitsrituals ‚ndoep‘ aus dem Senegal in
Wohlfart, Zaumseil Transkulturelle Psychiatrie, 2006, p. S. 285 bis 296
Rendon, Jim, The New Cience of Post Traumatic Growth, 2015
Schlitt, Reinhold (3.2016) Deutsches Ärzteblatt PP, 3 p. 1
Paginas web, periodicos SZ, semanales de SZ y Die Welt:
www.poasyl.de/de/home/syrien
www. Flüchtlingspaten-syrien.de
www.grenzenlos-frei.de (kunstwerkstatt)
www.youtube.com/watch?9lbEN-NV
www.trommelpower.eu

LA INVISIBILIDAD EN EL EXILIO

LA INVISIBILIDAD EN EL EXILIO.
Teresa Monsegur
Psicólogo y Psicoterapeuta

A lo mejor estas reflexiones nos son útiles en éstos momentos de tanta oscuridad, en donde se pone a prueba nuestra vocación de ayudar a los demás El arte, ¿realmente ayuda? ¿de qué manera?
Voy a leerles algunas historias que, quizás sirvan para pensar nuestra práctica.
Estamos en un momento histórico de oscuridad y de grandes cambios
Traigo este poema de Bertold Brecht para comenzar:
“En los tiempos sombríos
¿se cantará también?
También se cantará
sobre los tiempos sombríos.”
Y esta frase para reflexionar
“El exilio es el asesinato de la lengua materna.”
Julia Kristeva
Aunque no se cambie de lengua… se cambia de lengua, porque cambia la cultura, las costumbres, los dichos, las mismas palabras tienen significados diversos: en el exilio siempre hay que aprender una lengua nueva.
Estamos hechos con los cuerpos de los otros, de nuestros padres, de nuestros amigos… como dice Merleau Ponty: “¿dónde termino yo, puesto que el mundo es carne?”
Estamos hechos y sostenidos con redes sensibles… la piel y la carne de todos.
Cualquier herida, hiere estas redes.
Necesitamos reflexionar en ello, y, como terapeutas plantearnos cómo podemos colaborar en la elaboración del duelo, en la cura de las lesiones, los golpes, los traumas.
Porque las víctimas de hoy, quizás… serán los verdugos del mañana.
La cuestión que se plantea es: ¿que se hace con la pérdida?
O… ¿qué se hace con los trozos que hemos, que vamos perdiendo? Con los ‘huesitos’ como dice Juan Gelman?
Esta ponencia está compuesta de trozos:‘de huesitos’, trozos que no son propios si no que son trozos de personas que también huyeron. Son citas. De la misma forma a como se recopilan retazos de paisaje o retazos de cuerpos, para fabricarse un nuevo territorio, un nuevo sueño, un nuevo país.
El cuerpo se hace invisible.
Desapareces, no existes.
También el paisaje del país de origen.
También el nuevo país.
Hay que reconstruir el conocimiento de todo, nuevamente.
Especialmente la percepción, la sensibilidad de tu cuerpo, que es tu primer país.
Creen ustedes que podremos vivir con tanto dolor con lo que está ocurriendo en el mundo? O… quizás…¿estamos enfermando mucho más?
Los ataques, las acometidas, que tiene el cuerpo del exiliado
Los pies se hincharon y se pusieron violetas. Necesidad de golpear el suelo con las plantas de los pies.
No se camina por los caminos tantas veces transitados.
Falla el equilibrio.
Enraizarse ¡que fácil decir! Arraigarse, plantarse.
Ensayo de Grisalla: Teatro-Danza 1980.
Palos tirados en el suelo, caminar sobre ellos, buscando el equilibrio y soportar el dolor…
Entrenamiento en el dolor, hasta que los pies se acostumbran, y ya… no duelen y, como en el ballet se descubren los beneficios del dolor, corrigen las patologías de la espalda, las de los mismos pies…
Giramos intentando continuar en el eje, mientras trozos de nosotros se esparcen en el espacio.
¡Familias de exiliados! los abuelos, las abuelas, buscándose y encontrándose después de tantos años, cruzando la cordillera, el Río de la Plata…yéndose a Brasil.
Escuché qué hacer después… Unos extrañaban ya. Se acordaban de cómo era su pueblo cuando eran chicos, como era su casa, extrañaban hasta la extenuación su lugar en el mundo. Otros decían tener muchos planes, las editoriales, los libros que escribirían, los teatros que abrirían, las fábricas que construirían… .
Y en aquél hotelucho del Barrio Gótico, levantamos los vasos y brindamos por la fundación de nuestro nuevo mundo: ingrávido y sutil, como pompas de jabón, nuestro nuevo imperio.
Los exiliados, los inmigrantes, los perseguidos ¿Han logrado producir algo nuevo con aquello que se vieron obligados a abandonar? Y que se fue diluyendo en el horizonte, como se perdieron los taxis negro y amarillo cuando el barco se alejaba de la costa de Buenos Aires…
Crear, volver o empezar a crear, a dibujar, a bailar, a cantar…
Lo que tenemos, con las grabaciones rescatadas dentro del grabador que se estrenó en el Teatre Romea
Un jardí per a tots, Fundació Miró
Chile Fértil Provincia disco de Gabriel
Destierro y cielo disco de Gabriel y tantas obras más!
“¿No habremos de buscar ya en el niño las primeras huellas de la actividad poética? La ocupación favorita y más intensa del niño es el juego. Acaso sea lícito afirmar que todo niño que juega se conduce como un poeta, creándose un mundo propio, o, más exactamente, situando las cosas de su mundo en un orden nuevo, grato para él. Sería injusto en este caso pensar que no toma en serio ese mundo: por el contrario, toma muy en serio su juego y dedica en él gran dosis de afecto. La antítesis del juego no es gravedad, sino la realidad. ”(S.Freud; “El poeta y la fantasía”)
Para Winnicott, \“la creatividad es la conservación durante toda la vida de algo que en rigor pertenece a la experiencia infantil: la capacidad de crear el mundo\”(Winnicott, “El hogar, nuestro punto de partida”, Paidos, 1993)
Ya en el 1974 se habían realizado varias investigaciones sobre el exilio y sus consecuencias… pero, en adultos.
Hubo un grupo de psicoanalistas que empezaron a investigar en niños, mediante el juego. Se le ofrecían al niño una serie de elementos para construir: palos , cubos, esferas casitas, torres, puentes, piscinas, escaleras y personajes…bomberos, policías, militares, personas de diferentes oficios y se le dejaba jugar durante media hora- 45 minutos.
A esa consulta llevaron a una niña de cuatro años. Con los padres habían hablado de las circunstancias del exilio, ellos estaban convencidos, de que la niña no había visto nada, ni se había enterado porqué a ella la habían sacado de la piscina de su tía y porque le habían metido, todavía mojada, en el Citroen para no volver nunca más a su vieja casa dejando sus cosas, sus juguetes y su lugar, para siempre.
Pasado el tiempo acordado, a los padres se les invitó a pasar nuevamente al interior de la consulta donde encontraron a las psicoanalistas conteniendo la risa, mientras la niña jugaba tranquilamente. La niña había armado un allanamiento de la casita con los militares atacando, los bomberos y la policía ayudando a forzar las puertas. Cuando terminó esta primera etapa, se dedicó a ahogar con toda parsimonia a todos ellos en la piscina…
Destierros! La distancia se hace espesa, respiramos el aire por la herida: vivir es un precepto obligatorio.
Sentir las piernas. Las historias escondidas en cada articulación ¿Adónde nos llevan?
Cada paso es denso, espeso, opaco.
Trauma según el Diccionario de psicoanálisis de Laplanche y Pontalis: “experiencia que aporta en poco tiempo un aumento de excitación tan grande a la vida psíquica, que fracasa su liquidación o elaboración por los medios normales o habituales, lo que inevitablemente dará lugar a trastornos duraderos en el funcionamiento energético”.
Para los griegos el exilio era la peor condena, mas terrible que la condena a muerte. La partida se vive como un sentirse “echado del hogar” y un “no querido”.

La migración de “los exiliados” es, en algún aspecto, parecida a la experimentada en el proceso de migración regular, salvo por el detalle de que no sólo se requiere pasar un proceso de duelo “natural”, adaptación, idealización del lugar nuevo y devaluación del lugar de origen, sino que se encuentra presente una situación de crisis personal (o colectiva) en donde la migración no es una elección, sino la única salida para poder sobrevivir, aunado a la imposibilidad del retorno, lo que desata una crisis mayor. En términos generales, la palabra que mejor describe el sentimiento común experimentado por “los exiliados” es el desamparo.
Nadie te ve. No eres reconocido en ningún lugar…
Nadie te oye, no eres escuchado…
No podemos referirnos al fenómeno de la migración como sólo un “moverse de lugar” sino como algo tan complejo que puede ser mirado desde diferentes perspectivas y que afecta no sólo al individuo que lo lleva a cabo, sino a la gente que le rodea, así como a su ambiente en donde las vivencias de miedo, desamparo, angustia, persecución, etc. dejan una huella imborrable, causando gran confusión entre lo real y la ficción, afectando al principio de realidad.
Nadie te ve. No eres reconocido en ningún lugar…
Hay un tiempo que es antes, cuando comienzan a dejar sus huellas los dolores, los propios y los ajenos… son las bombas en la guerra abierta, son las desapariciones en la guerra sucia… porque… toda guerra es sucia.
Y antes…
Los hermanos que están presos y que vamos a visitar, corriendo en el amanecer con el viejo Citroen por las calles de Buenos Aires. Tu embarazada y tu compañero, secuestrados. Tu compañero que no aparece durante…¿cuánto tiempo?
Tu hija que aprende a caminar dentro de la cárcel de Devoto y que alegra la vida a los presos políticos que están allí. Las largas colas. El bar de enfrente a las cinco de la mañana. La complicidad de las mujeres.
Los muertos de Trelew.
El golpe en Chile.
Las bombas en la Moneda.
La muerte del padre.
Un nuevo embarazo.
Los 17 o 18 o ¿Cuántos? allanamientos a tu casa.
Tu madre presa y tus hermanos también.
Despoja, extirpa trozos, pero aún, sin esos trozos, te ves obligado/obligada a caminar, sin saber como hacerlo. Al cuerpo le van faltando partes, se va haciendo transparente. Y se camina a bordo de un barco que se balancea en el centro de mares y de océanos… Se intenta aprender a vivir en el desequilibrio…
Viaje al invierno.
Llegan a puerto, hace frío. Un taxista los lleva al hotel, al cruzar una calle ven un policía de esos llamados ‘grises’, el taxista les dice: de ésos yo me cargué a 4 o 5.
Sientes que te vas volviendo a cada momento más invisible. Todos hablan entre ellos.
No encuentras ningún conocido, nadie te reconoce en esa ciudad que aún, en ese entonces, está muy parda.
Un día gris y frío de invierno caminando por Sarriá me crucé con una madre, que iba con dos hijas adolescentes y que les decía:
–Ahora, vamos a casa a cocinar una rica sopa. ¡que bien nos va a sentar!-
Un trozo mío quedó en la acera. Aterido-
Huesos que fuego a tanto amor han dado exilados del sur sin casa o número ahora desueñan tanto sueño roto, una fatiga les distrae el alma por el dolor pasean como niños bajo la lluvia ajena/una mujer habla en voz baja con sus pedacitos como acunándoles no ser/o nunca se fueron del país o patria o puma que recorría la cabeza como dicha infeliz/país de la memoria donde nací/morí/tuve sustancia/huesitos que junté para encender/
tierra que me entierraba para siempre.-
Juan Gelman
Nadie te ve. No eres reconocido en ningún lugar…
Desaparecen mis manos, mis brazos.
No puedo abrazar a los que siempre quise.
¿cómo prolongo mi ser para que llegue allá? ¿Cómo abrazar nuevamente?
QUISIERA ESTAR SOLO EN EL SUR
Luis Cernuda
Quizá́ mis lentos ojos no verán más el sur
de ligeros paisajes dormidos en el aire,
con cuerpos a la sombra de ramas como flores o huyendo en un galope de caballos furiosos.
El sur es un desierto que llora mientras canta, y esa voz no se extingue como pájaro muerto; hacia el mar encamina sus deseos amargos abriendo un eco débil que vive lentamente.
En el sur tan distante quiero estar confundido.
La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta; su niebla misma ríe, risa blanca en el viento
Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.
Otros exilios, exilios internos:
Hola Abuelos
Me llamo Sebastián Cruz y soy su nieto, pero aún no he sido restituido a mi familia paterna.
Producto de la dictadura de 1976, no los conozco pero seguramente nos parecemos en algo o quizás con mi papá, con algún tío, un primo.
Les escribo simplemente porque quiero saber que fue de papá y de Uds. y porque quizás no sepan de mi existencia…
Busco completar mi identidad paterna, el 20/09/2014 me enteré que mi papá biológico se llamaba Daniel Russo y está desaparecido desde agosto de 1976. El era trabajador en Pirelli o Pirelli cables, tenia 26 años, media 1.98 tez trigueña, era de san Lorenzo fanático, le encantaba el tango, pelo castaño crespo, acento porteño, vivía en la calle 46 en La Plata, se había mudado allí con mi madre, embarazada de 8 meses, porque yo estaba por nacer.
Nací por cesárea el 25/agosto/1976 en el hospital San Martín de la Plata, lamentablemente él desapareció, nunca llegó al hospital. Cuando mi mamá volvió conmigo del hospital a la casa que alquilaban les habían robado y destruido todo. En ese momento a ella se la llevaron y la torturaron preguntándole por Daniel y sus amigos, dejándome a mí con esta familia; a la semana la soltaron, ella no tenía idea que seguramente Daniel militaba. Me recupera de la casa de esa familia que se negaba a entregarme ya que ella era uruguaya y sin nadie en el país. Esgrimían que no tenía nada para brindarme, pero ella me recupera y se fue a vivir a capital perdiendo todo rastro de Daniel Russo.
En Capital recorrió los lugares donde estuvieron juntos:
Una pizzería donde se conocieron, mi madre trabajaba allí.
El lugar donde vivieron.
Pero no pudo dar ni con él ni con sus amistades.
Resignada y con miedo, abandonó la búsqueda.
Me cuenta mi madre, que Daniel me esperaba con ansias, aunque nunca me pudo conocer, ni yo a él.
Hoy tengo 39 años y se me ocurrió escribirles por si vos, abuela o abuelo, mis tíos, primos, o algún amigo de mi padre biológico pueden acercarme a Uds. Que ni siquiera sé si saben de mi existencia. Ya realice mi ADN en abuelas y Conadi y estoy en la búsqueda. Calculo que como era de hacer asados, y juntarse con amigos quizás alguien pueda aportar algún dato, para que por fin podamos encontrarnos, abrazarnos y conocernos.
Los estoy esperando. Saludos y estoy a disposición.
“El destierro es redondo: un círculo, un anillo: le dan vuelta tus pies, cruzas la tierra, no es tu tierra, te despierta la luz, y no es tu luz, la noche llega: faltan tus estrellas, hallas hermanos: pero no es tu sangre. eres como un fantasma avergonzado de no amar más que a los que tanto te aman, y aún es tan extraño que te falten las hostiles espinas de tu patria, el ronco desamparo de tu pueblo, los asuntos amargos que te esperan y que te ladrarán desde la puerta.
Destierros! La distancia se hace espesa, respiramos el aire por la herida: vivir es un precepto obligatorio.
Así es de injusta el alma sin raíces: Rechaza la belleza que le ofrecen: Busca su desdichado territorio: Y sólo allí el martirio o el sosiego.”
Pablo Neruda
EL exilio interno
Revistas en las cárceles
César González, poeta, ensayista, cineasta. Director de cine con dos largometrajes, documentales y cortos.
“Revistas en los institutos y penales hay, pero no son los presos quienes deciden su contenido y forma sino que hay siempre alguien, llámese educador, psicólogo o trabajador social que es el encargado de armar esas revistas y donde el preso escribe siempre lo moralmente correcto.
Básicamente si me pegaban por el simple hecho de leer o presentar un escrito al juzgado, no me quiero imaginar si se enteraban que desde la cárcel estaba haciendo una revista de literatura con mucha denuncia del sistema carcelario mismo.
La poesía fue lo que me hizo tomar la decisión de no morir, algo a lo cual aferrarme a pesar de tanto dolor que llevaba y llevo en mi cuerpo por nacer hacinado en una villa, por los balazos que me dieron y porque mi vida siempre se movió únicamente en territorios hostiles rebalsados de injusticias y desigualdades, como lo son la villa y la cárcel. Empezar a escribir fue lo que me hizo creer que yo era persona, que yo era un sujeto y no un simple objeto, que podía ser un individuo pensante y que puede expresarse, que mi destino podía ser otra cosa que albañil o pibe chorro. La poesía me enseñó a sentir amor por el prójimo cuando el odio me ahogaba, me hizo redescubrirme y perdonarme, fue lo que me llevó a abandonar el resentimiento con la sociedad, que yo sentía y mucho. La poesía y el arte en general fue el espacio que encontré para investigar mi interior, para descubrir el ser, a través del arte, sea escritura o cine, empecé a sentir la necesidad de ayudar a la sociedad a pensar diferente sobre ciertas cuestiones que se creen absolutas y universales a la hora de hablar de la villa y sus habitantes.
La verdad que desde la institución el acompañamiento fue casi nulo, salvo algunas excepciones de algunos profesores de la escuela que me brindaron un seudo-apoyo, y antepongo el seudo porque el hecho fue que a diferencia de los psicólogos y trabajadores sociales ellos no impedían que yo escribiese, pero tampoco ninguno creyó que yo realmente podía llegar a ser lo que soy hoy. A todo aquel perteneciente al ámbito institucional de la cárcel al cual yo le dije que iba a ser escritor me miraba como diciendo: “pobrecito, mira lo que dice” “Que iluso el negrito”. Ninguno me lo dijo textualmente así, pero no hacía falta, sus actitudes, sus risas, sus miradas de burla y desconfianza eran la prueba suficiente. Lo llamativo es que ellos creían que yo no me daba cuenta de su doble moral, ya que por un lado se necesita gente que tenga ganas de hacer laburo social en la cárcel, pero por el otro esos mismos que van, están convencidos de que los presos son cuasi-simios salvajes y que no nos damos cuenta de la profundidad de las cosas, pero la realidad es que los presos siempre son plenamente conscientes de cuando un ser humano es artificial. El preso sabe descifrar muy bien que a lo que ellos llaman ayudar en realidad es el ejercer un poder-saber, por parte del educador o psicólogo o trabajador social sobre el preso. Ellos, los “educadores” son los que saben, los presos son los que “no saben”, por lo tanto el que sabe debe manejar o mejor dicho “ayudar” al que no sabe, “ayudarlo a saber” y eso está tan arraigado en los “educadores” que les impide consiente e inconscientemente, poder creer que un pibe pobre nacido en una villa pudiera desarrollar técnicas artísticas o que un pibe de la villa efectivamente pueda saber. Foucault lo explica muy bien, el preso es tratado por los educadores como si fuera un niño. Lo revolucionario sería desmantelar ese supuesto totalizador de que el preso no sabe, porque una persona que cae en prisión, y como la estadísticas muestran, proviene en una inmensa y casi total mayoría de lugares bajo el flagelo de la pobreza, de la violencia intra-familiar y también exterior, el contexto en el que desarrolló su vida fue bajo condiciones de hacinamiento, solo basta examinar la historia de esos cuerpos que llegan a la cárcel para observar que desde que esos cuerpos nacieron fueron sometidos directa o indirectamente, a alguna injusticia. Desde antes de cometer un delito ya han sido castigados, han conocido la tortura policial, la discriminación, el racismo, esos cuerpos ya han sabido sobrevivir al hambre, a la enfermedad sin remedios, a remarla en medio del peor infierno, que es cuando una sociedad te da la espalda. Y sobrevivir en dichas condiciones a cualquier sujeto lo hace más sabio, más fuerte, más lúcido, más despierto, pero en cambio, los sujetos que habitan esos cuerpos son tratados como ignorantes, como vacíos de conocimiento y el problema se agudiza más porque el propio villero, el propio preso se convence que esto es una verdad irreductible y por eso jamás va a ser consciente de todas las virtudes que ha desarrollado a partir de su precaria vida y jamás presentará resistencia cuando le vengan a decir que él no sabe y que debe aprender del que sabe. Yo era uno de esos, estaba convencido que era un ignorante y que debía besarle los pies a cada uno de los que traían un saber. Es imposible irse de uno, lo mío no fue un cambio, fue simplemente tomar conciencia de la historia, ser consciente de las causas y efectos del capitalismo, saber que el hecho de que yo haya robado no escondía ningún problema psicológico ni psíquico sino puramente económico, porque en esta sociedad adicta a consumirlo todo, el pibe chorro no es más que una expresión estéticamente fea del modo en que las personas elegimos organizar nuestra sociedad. El hecho de que un pibe robe no tiene que ver con algún problema mental sino estrictamente monetario, porque nos venden un mundo donde supuestamente “el que quiere puede”, pero los bienes son escasos, no todos podrán tener todos esos bienes, porque hay explotadores y explotados y la mayor parte de la riqueza está en muy pocas manos, la violencia es la propiedad privada, violencia es una cultura basada en el tener y acumular la mayor cantidad de cosas posibles. Así como está distribuido el ingreso, tal como está estructurada nuestra sociedad en la división de clases, lo único que tiene un villero como bien es su fuerza, su lomo, y si bien esto que digo parece argumentarse con el pensamiento de Marx, en cierto punto no lo es, porque Marx hablaba del proletariado, y el villero es menos que el proletariado, es más, ser proletario para un villero es como realizar un sueño, ya que no es tan fácil o mejor dicho es muy difícil para un villero o un ex preso alcanzar un puesto de trabajo en una fábrica, es decir la dimensión del proletario. El villero debe conformarse con trabajos pasajeros, ser albañil, la venta ambulante, con la famosa “changa”. El villero es lo que Foucault llama “la plebe no proletarizada”, o ahora si, en términos marxistas: el “lumpen proletario”, algo que está más abajo que el proletario mismo, cuando se creía que este era el último escalón de la sociedad vale aclarar que aún hay alguien más abajo que él y en Argentina es el villero.
Somos amor, a pesar de nosotros.
Soy villero y a la vez poeta, soy villero y a la vez estudio filosofía, soy villero y a la ves dirijo una revista, soy villero y a la vez dirijo y hago cine. Soy villero y hago arte y cultura al mismo tiempo. Es como que una palabra que una parte de la sociedad utiliza de forma despectiva, te la apropias y la llenas de valores.
A la hora que una persona quiere aconsejar a otra le dice: “No seas un negro de mierda”, “No seas villero”. Es como un consejo saludable, una recomendación amistosa para “mejorar como persona”, no seas villero y eso “te garantizará ser mejor persona”, tendrás más amigos y serás más valorado, en cambio si “te comportas como villero” estás haciendo algo malo, te estas equivocando y es probable que te quedes solo. Y el mismo villero siente vergüenza del lugar donde vive, lo niega. Pero esto rebalsa hipocresía y ficción porque sin esos negros de mierda, sin esos villeros que son y se comportan como tales, no habría un solo edificio en la ciudad, sin los negros de mierda las calles serían pura basura porque no estarían quienes la recogen, no habría ni siquiera policías, porque ellos también son “negros de mierda”, ellos también provienen de las capas más pobres de la sociedad. Por eso me reivindico siempre como villero y lo pongo como mi principal característica, para demostrar que eso que es sinónimo de “lo malo” de una sociedad, puede hacer y realizar cosas relacionadas con todo “lo bueno de una sociedad” como lo es el arte, la cultura, el compromiso con el prójimo. El villero que para la mayoría de la gente es sinónimo de ignorancia y delincuencia puede estudiar filosofía, puede escribir libros, puede hacer películas. Puede ser hombre y no simplemente “un simio con algunos gestos humanos”.
El arte es un derecho que debemos reclamar y que nos ha sido históricamente negado.’
Volviendo al seudónimo ¿cuando, como y porque dejaste Camilo Blajaquis, Blajaquis, apellido propio del pueblo original, para ser César González?: 
Porque creo que está más relacionado con mis orígenes, es decir, que en la clase a la cual pertenezco es muy difícil encontrar un apellido raro, los apellidos de los pobres son una tiranía de apellidos comunes, mis raíces vienen de los pueblos originarios, el color de mi piel y mis rasgos faciales expresan eso, y es siempre más digno no negar sus raíces. Los españoles al colonizar a las tribús les asignaban ellos el apellido que se les cantaba cuando estas tribús ya tenían sus propios nombres.
Meditaciones sobre la duración del exilio
Bertold Brecht
‘No pongas ningún clavo en la pared, tira sobre una silla tu chaqueta. ¿Vale la pena preocuparse para cuatro días? Mañana volverás. 
No te molestes en regar el arbolillo. ¿Para qué vas a plantar otro árbol?
Antes de que llegue a la altura de un escalón alegre partirás de aquí. 
Cálate el gorro si te cruzas con gente. ¿Para qué hojear una gramática extranjera? La noticia que te llame a tu casa vendrá escrita en idioma conocido.  Del mismo modo que la cal cae de las vigas (no te esfuerces por impedirlo), caerá también la alambrada de la violencia erigida en la frontera contra la justicia.
Mira ese clavo que pusiste en la pared. ¿Cuándo crees que volverás?
¿Tú quieres saber lo que crees tú en el fondo? Día a día trabajas por la liberación, escribes sentado en tu cuarto. ¿Quieres saber lo que piensas de tu trabajo? Mira el pequeño castaño en el rincón del patio al que un día llevaste una jarra de agua.’
Referencias Bibliográficas
*Grinberg, L. y R. “Psicoanálisis de la Migración y el Exilio”. Alianza Editorial. Madrid, España (1994).
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=gmail&attid=0.1&thid=13cfda9b208e5319&mt=application/msword&url=https://mail.google.com/mail/ca/u/0/?ui%3D2%26ik%3De712b60bfa%26view%3Datt%26th%3D13cfda9b208e5319%26attid%3D0.1%26disp%3Dsafe%26zw&sig=AHIEtbRFTLrfG_uk1q0xO8P3PAA4befapQ
*Tesis “Literatura y Exilio: el caso argentino. La Narrativa de Mempo Giardinelli y Tununa Mercado”, por Andrea Candia Gajá.
http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.riehr.com.ar%2Farchivos%2FTesis%2Fcandiagajandrea.pdf&h
*Kordon, D. et. al. ”Sur, Dictadura y Después”, Elaboración Psicosocial y Clínica de los Traumas Colectivos. Psicolibro
Reca, M. Tortura y Trauma. Buenos Aires: editorial Biblos 2011.
http://www.contralatortura.org/uploads/14162a_161927.pdf
*Documental sobre la Dictadura en Argentina
“http://www.youtube.com/watch?v=1U-7anQM3Yk”
Película “La Noche de los Lápices”
“http://www.youtube.com/watch?v=0HL7XkfhsYE”
Tags: exilio inmigrantes Psicoanálisis Separación
LIBROS-ARGENTINA: Hijos del exilio

http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/investig/persona/person16.htm

FLUIR EN LOS MOMENTOS CRÍTICOS. LA DIVINA COMEDIA TALLER. 42 SYMPOSIUM DE LA SEPTG CELEBRADO EN CALDES DE MONTBUI (BARCELONA)

FLUIR EN LOS MOMENTOS CRÍTICOS. LA DIVINA COMEDIA
TALLER. 42 SYMPOSIUM DE LA SEPTG CELEBRADO EN CALDES DE MONTBUI (BARCELONA)
María Teresa Pi Ordóñez
Psicóloga clínica, psicodramatista.
Institut d’Assistència Sanitària. Girona
Carmen Tresaco Cidón
Psicóloga, psicodramatista, terapeuta familiar.
Práctica privada

Resumen
Este artículo describe el taller que presentamos en el 42 Symposium de la SEPTG. Partíamos de lo que implica para cada uno las crisis por las que atravesamos y como las afrontamos. Proponíamos un trabajo psicodramático, en el que se puede utilizar como estímulo las aportaciones de los clásicos, la poesía, los mitos, los cuentos…, técnica utilizada por el Psicodrama Simbólico. La obra elegida fue La Divina Comedia de Dante Alighieri. Propusimos un recorrido que empezaba en el último de los 9 círculos del Infierno, iniciando un paseo a través de las diferentes etapas de la obra intentando fluir a través de ellas para llegar al Paraíso. Al final describimos los aspectos teóricos de nuestro trabajo psicodramático, que sigue las orientaciones de Jaime Rojas Bermúdez.
Palabras clave: Crisis, psicodrama, literatura clásica, renacimiento, trabajo con imágenes.
Justificación
La utilización de mitos, cuentos, poesías… en Psicodrama proviene del Psicodrama Simbólico. La Humanidad a lo largo de la historia ha plasmado en sus escritos sus vivencias y las ha simbolizado a través de la literatura, yendo más allá de lo que cuentan los historiadores. Dante vivió en una época convulsa para Florencia, en la que la lucha por el poder determinaba las relaciones y el destino de las personas. Debido a su elección de bando sufrió el destierro, no pudiendo volver a Florencia en vida. En su madurez escribió La Divina Comedia
A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta había extraviado
En ella aparecen personajes históricos, políticos, escritores, y también las personas que, según él, trajeron el dolor y el oprobio a su ciudad, otras que lucharon por su bien y también los “tibios” que no se aliaron con ningún bando. En su paseo por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso nos los va mostrando describiendo los suplicios o recompensas a que se encuentran sometidos, dependiendo de sus obras mientras permanecieron en la Tierra. A través de sus versos describe su punto de vista de los hechos históricos acaecidos en su época y anteriores y también nos muestra lo que posiblemente desearía que les sucediera a modo de venganza al mostrar los suplicios a los que se hallaban expuestos los que, según él, obraron mal.
La obra describe un mecanismo muy humano: En un momento de crisis personal y social, buscar una explicación que nos satisfaga, imaginarnos cual podría haber sido la alternativa si todo hubiera sucedido de forma diferente y – ¿por qué no? – vengarnos de los que, según nuestro punto de vista, han provocado la situación. Los sentimientos que aparecen en la obra, descritos magistralmente a través de sus versos, pueden resonar en todos nosotros, y más si estamos atravesando una época de crisis como la actual, en la que se mezclan los problemas sociales y políticos con los personales según nos afecten sus consecuencias. Por ese motivo elegimos esta obra para llevar a cabo el taller.
El taller
Dividimos la sala en dos espacios: En uno de ellos se encontraba el círculo formado por sillas. En el otro se hallaba el escenario donde se había creado un itinerario formado por cuerdas que pretendían representar los círculos del Infierno, las cornisas del Purgatorio y las esferas del cielo. A lo largo del itinerario se encontraban tarjetas con fragmentos de la Divina Comedia correspondientes a cada uno de los lugares por los que se iba a transitar. En total eran 117 tarjetas.
Empezamos en el círculo, presentándonos. A continuación iniciamos el caldeamiento inespecífico con la presentación de los miembros del grupo y a continuación se utilizaron técnicas de meditación. Se invitó al grupo a pensar en momentos críticos de cualquier tipo que hubieran vivido directa o indirectamente. A los cinco minutos pasamos al caldeamiento específico invitándoles a salir del estado meditativo y levantarse para acercarse al espacio donde estaba representado el “mundo” descrito por Dante y se les invitó a recorrer los diferentes lugares por donde transitó, eligiendo las tarjetas que les resonaran más y que contenían diversos tercetos de la Divina Comedia.
En el momento en que cada persona finalizaba el recorrido, se dirigía al círculo de sillas con las tarjetas elegidas y una vez todos allí de nuevo iniciamos el Caldeamiento para el rol, utilizando el modelo sociométrico de J.L. Moreno con el que se realizó la elección del protagonista.
Puesta en escena con el protagonista:
Se propuso al protagonista la construcción de imágenes con los componentes del grupo que eligió. Construyó tres imágenes que representaban un proceso y se trabajó a través de soliloquios desde cada uno de los roles representados en las mismas. A partir de lo vivenciado se propuso la modificación de las imágenes “reales” en imágenes “ideales” desde el aquí y ahora.
Una vez finalizado el proceso se pasó a la etapa de comentarios. En primer lugar intervienen el protagonista y las personas que han intervenido en los diferentes roles de la imagen pudiendo expresar lo vivido y experimentado en el contexto dramático y posteriormente se pasa la palabra a todo el grupo desde lo observado y aparece si ha habido alguna resonancia en alguno de ellos.
En el cierre de la sesión pasamos a explicar brevemente conceptos del psicodrama que han intervenido en la misma.
La sesión ha sido llevada por co-conductores, aunque inicialmente el rol de director lo realiza una persona y la otra hace de yo-auxiliar, la sesión la cierran ambas, esa co-producción, se puede realizar porque las personas que llevan el taller son directoras de psicodrama (formación que ambas han realizado siguiendo las líneas teóricas-prácticas del Dr. Jaime Rojas-Bermúdez).

¿Qué es el psicodrama?
El psicodrama es un método psicoterapéutico con hondas raíces en el teatro, la psicología y la sociología. Desde el punto de vista técnico, constituye en principio un procedimiento de acción y de interacción. Su núcleo es la dramatización.
El psicodrama hace intervenir el cuerpo en sus variadas expresiones e interacciones con otros cuerpos.
El psicodrama hace intervenir manifiestamente un nuevo elemento en la psicoterapia: el espacio. Este, transformado en escenario, permite la representación del mundo interno del paciente. Este paso de lo verbal a la acción y a la creación, da una nueva dimensión al proceso terapéutico introduciendo nuevos elementos y recursos técnicos en la psicoterapia: el cuerpo, los objetos, la acción.
Los elementos que constituyen la sesión de psicodrama son:
Tres contextos:
Social
Grupal
Dramático.
Cinco instrumentos fundamentales :
Protagonista
Escenario
Yo –auxiliares
Director o terapeuta
Auditorio
Tres etapas:
Caldeamiento
Dramatización
Comentarios o análisis
El Caldeamiento es el conjunto de procedimientos que preparan a un organismo de modo que éste se encuentre en condiciones óptimas para la acción.
En esta etapa se dan dos momentos:
1 Caldeamiento inespecífico, en el cual
-se centra primero la atención del grupo en el director
-se facilita la interacción grupal. La atención del grupo se centra en el grupo mismo
-se disminuye los estados de tensión.
Hasta que surge el clima emocional, en el cual participan los miembros del grupo. Este momento marca la inflexión de paso al
2. Caldeamiento específico, en el que este clima grupal es la trama de interacciones de la cual surge el protagonista (tema o persona) y se prepara para la dramatización
(caldeamiento para el rol)
Dramatización.
La dramatización, es la heredera de la escena teatral. En ella se interpretan personajes y se movilizan emociones. A diferencia del teatro, en la dramatización no existe un guión a seguir por los actores. El libreto es la propia vida del protagonista.
El Director interroga e investiga al protagonista en busca de la escena mas adecuada para iniciar la dramatización. Una vez logrado este objetivo se realiza la puesta en escena.
Juego de roles (dramatización)
Se utiliza esta técnica cuando se trata de involucrar al protagonista en la dramatización y lograr, al mismo tiempo, su compromiso a nivel de emociones, de sentimientos y sus afectos.
El juego de roles es, para Moreno, la situación psicodramática básica, dentro de la cual se insertan las demás técnicas, que tienen para él dos finalidades fundamentales: el logro de la espontaneidad (interpolación de resistencias) y la ampliación del yo (soliloquio, espejo, doble, inversiones de roles)
La imagen es una técnica que introduce J. Rojas Bermúdez.
La imagen es construida a modo de escultura, con personas u objetos, fuera de sí mismo, para ofrecerle al sujeto las mayores posibilidades de objetivación y evaluación de lo que hace. Creada por el protagonista como su obra, queda ante él para que pueda contemplarla: se relaciona más con la visión y es el paradigma de la forma: Las técnicas de imagen, en general, “enfrían” la situación, son más intelectuales y permiten mayor distancia emotiva por parte del protagonista, quien queda fuera de la situación representada.
La imagen expresa el punto de vista que el protagonista tiene de una situación determinada: el sentido que para él tienen ciertos hechos y vivencias, los elementos que enfatiza y su interrelación mutua (estructura). Cuando esos contenidos son representados en el escenario, adquieren forma, permitiéndole al protagonista tomar una cierta distancia con respecto a ellos, y al objetivarlos darse cuenta de la situación tal como es vivida por él internamente.
Estas dos líneas, dramatización (J.L. Moreno) e imagen (J.G. Rojas-Bermúdez), no son opuestas, sino complementarias, alternándose a lo largo de la etapa de dramatización. Comenzando por una u otra (ello depende de la situación dada) es fácil el paso de imagen a dramatización o viceversa; `puede pedirse una imagen sobre lo ocurrido en una dramatización, o bien llegar a una escena a través de la realización de una imagen y los soliloquios correspondientes.
Las imágenes habituales tienden a ser realistas y construidas con los compañeros de grupo, pero pueden ser, también, simbólicas y realizadas tanto con los cuerpos de los compañeros como con objetos diversos (telas, muñecos, etc.). Asimismo, se puede trabajar alternada o conjuntamente con imágenes reales y simbólicas con el fin de ampliar la información buscada y tener así una mejor comprensión y explicitación de los códigos utilizados por el protagonista al construir la imagen.
Comentarios.
Es la última etapa de la sesión psicodramática. En ella la atención se centra en el auditorio y se solicita a sus miembros opiniones y comentarios referentes a la dramatización en sí, al protagonista y a ellos mismos donde comparten las vivencias surgidas con la escena. La palabra clave para iniciar los comentarios es la resonancia. La dramatización, como espectáculo, ha centrado la atención de todos en el escenario, suscitando el afloramiento de las vivencias desencadenadas por los personajes en acción.
Dentro de la dinámica de la sesión se considera al protagonista como un emergente del grupo, y después de la dramatización, al grupo como emergente del individuo.
Referencias Bibliográficas
Aliguieri, Dante (1987) La Divina Comedia. Editorial Juventud.
Rojas-Bermúdez, Jaime (1997) Teoría y técnica psicodramática. Paidós Ibérica.
Scategni, Wilma y Cavalitto, Stefano, editores (2010) Myths, Fairy tales, Legends, Dreams… Bridges beyond the conflicts. The work in groups through images, symbolic paths and sharing stories. Franco Angeli.

SALIENDO DE MÍ: TRABAJO EN GRUPO CON NIÑOS Y ADOLESCENTES CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

SALIENDO DE MÍ: TRABAJO EN GRUPO CON NIÑOS Y ADOLESCENTES CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA
MARÍA TERESA PI ORDÓÑEZ
Psicóloga clínica, psicodramatista.
Institut d’Assistència Sanitària. Girona

Comunicación presentada en el 44 Symposium de la SEPTG celebrado en Santander del 30 de marzo al 2 de abril de 2017
Resumen: En este trabajo se presenta la experiencia de trabajo en grupo con niños y adolescentes diagnosticados de Trastorno de Espectro Autista (TEA). Se presentan los objetivos del trabajo en grupo, el procedimiento y conclusiones. El trabajo en grupo con personas diagnosticadas de TEA siguiendo un método en el que se integran las técnicas cognitivo-conductuales, psicodramáticas y grupo analíticas es posible y facilita la expresión emocional y la mejora de las habilidades sociales.
Palabras clave: Trastorno de Espectro Autista, niños y adolescentes, terapia de grupo, integración de técnicas, expresión emocional, habilidades sociales
Abstract: This paper is about working in group with children and adolescents with a diagnosis of Autism Spectrum disorder (ASD). Objectives, process and conclusions of group work are presented. Group work with persons diagnosed of ASD following an integrative approach with cognitive behavioral techniques, psychodrama and group analysis is possible and improve their emotional expression and social skills.
Keywords: Autism Spectrum Disorder, children and adolescents, group therapy, integrative approach, emotional expression, social skills
Introducción
Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) engloban un conjunto de trastornos en los que se ven alteradas cualitativamente las capacidades de interacción social, comunicación y la imaginación. Desde el punto de vista clínico la expresividad de estos cuadros es muy variable y va cambiando a lo largo del tiempo en función de diferentes factores como la capacidad intelectual o el acceso a tratamientos especializados precozmente. Se trata de una entidad nosológica más frecuente de lo que se consideraba hace unos años. Se habla de una prevalencia situada alrededor del 6,2/1000 (Galbe, 2006) afectando más frecuentemente al sexo masculino (4:1) sin diferencias entre culturas. Estos problemas afectan a uno de cada 170-250 niños y niñas que asisten a las consultas pediátricas.
En lo que se refiere a la etiopatogenia, la evidencia plantea una visión multifactorial compleja, por interacción de diversos factores genéticos y ambientales. No obstante, cada vez es más evidente la importancia de los factores genéticos. Si un gemelo padece TEA, su hermano gemelo tiene un 80% de posibilidades de presentar el mismo trastorno, un 6-9% de los hermanos de un niño/a con TEA lo sufren, incluso se ha observado que algunos familiares de primer grado pueden presentar expresiones fenotípicas conductuales con dificultades sociales o comunicativas significativas (Autism Genome Project, 2007; Muhle et al, 2004; Newschaffer et al, 2002). La disfunción neurobiológica en parte de estos pacientes es clara, presentan en muchos casos discapacidad intelectual (60-70%), crisis epilépticas, anomalías anatómicas en varias partes del cerebro (cerebelo, lóbulos frontales y parietales, hipocampo y amígdala), y alteración en los neurotransmisores (Payá y Fuentes, 2007). Desde una perspectiva clínica, los pacientes con TEA presentan alteraciones cualitativas en todas o en algunas de las siguientes áreas, tal como se reseña en el DSM-5 y la CIE 10: la interacción social, la comunicación y además suelen presentar patrones restringidos del comportamiento, de los intereses y de las actividades.
El tratamiento grupal de personas con TEA es habitual y ha demostrado su utilidad en la mejora de la sintomatología (Freitag et al, 2015). Generalmente se trata de programas basados en la terapia cognitivo-conductual en los que se entrenan las diferentes habilidades que en este tipo de pacientes no se han desarrollado de forma adecuada. En una búsqueda por internet he hallado pocos trabajos sobre la utilización de otras técnicas psicoterapéuticas grupales, entre ellas la utilización de dramaterapia y técnicas teatrales.
Históricamente el trabajo de grupo con niños se inició a finales de la primera mitad del siglo XX:
1934: Samuel Slavson decía que un ambiente permisivo con un adulto a cargo promueve una “regresión benigna” que funciona como una experiencia emocional correctiva. Las interacciones entre los miembros y con el terapeuta se convierten en el más terapéutico agente de cambio.
1944: Fridz Redl desarrolló en primer lugar grupos diagnósticos para observar en vivo la interacción entre los niños y acabó creando modelos de trabajo en grupo con niños y adolescentes en dispositivos ambulatorios y residenciales.
1946: Jacob L. Moreno contribuyó, desde el psicodrama, al crecimiento y expansión de la psicoterapia de grupo con niños y adolescentes.
1947: Virginia Axline realizaba trabajo en grupo basado en el no directivismo de Carl Rogers.
1957: James Anthony sostenía “Introduce a un niño en un grupo durante un periodo lo suficientemente largo para que se caldee (…) y verás que se abre como una flor japonesa en el agua llena de color y espontaneidad”.
1972: Sheldon D. Rose inició la terapia de grupo desde el marco conductual.
Objetivos y procedimiento
Los niños y adolescentes con TEA tienen unas características comunes:

Estilo repetitivo de juego
Dificultades en mirar a los ojos y/o mantener la mirada
Puede que prefieran estar solos
Pueden tener problemas de expresión verbal
Prefieren hacer las cosas de la misma forma, como seguir rutinas o comer la misma comida
Pueden presentar ecolalia
Presentan estereotipias motoras o de otro tipo
Pueden tener problemas para jugar o hablar con otros niños.

Teniendo esto en cuenta los objetivos de la terapia se centrarían en:

Crear un espacio de seguridad para:
Introducir actividades nuevas, flexibilizar la acción para flexibilizar el pensamiento
Sentirse cómodos en un grupo de iguales
Favorecer las habilidades comunicativas:
Escuchar
Comprender
Preguntar
Opinar
Abrirse a los otros y expresar sentimientos
Favorecer la expresión emocional y el contacto y comprensión de las emociones de los demás

A partir de la descripción de estos objetivos se programaron diez sesiones en las que se trabajaría en:

Normas del grupo. Quién soy yo. Grupo en que me muevo (familia – amigos – otros). Preferencias. Ejercicio de cambio de roles.
Trabajo con las emociones: Tarjetas con escenas, representar mímicamente una emoción, hablar sobre momentos en que se ha sentido dicha emoción.
Trabajo a partir de las emociones: Ambigüedad de algunas expresiones: una misma expresión puede representar más de una emoción.
Aprender a escuchar. Temas diversos expuestos por ellos. ¿Para qué sirve? Ejercicio del Sí mismo fisiológico, técnica creada por Jaime Rojas Bermúdez.
Relaciones: Amigos, ¿qué valoramos de ellos? Destacaron lo siguiente: respeto, que “te caigan bien”, te ayudan cuando los necesitas. ¿Cómo sabemos que no son amigos?: no te respetan, te insultan. Ejercicios de cambio de rol
Espacio de expresión libre: Escuchar y opinar. Afrontar bromas y tomar consciencia de las reacciones de rechazo que pueden provocar cuando se producen.
Expresión libre. Ejercicio de la escucha, hacer comentarios sobre lo que los demás exponen. Bullying es un tema recurrente. Se trabajan las emociones que despierta. Aparecen confidencias. Pueden compartir experiencias.
Expresión libre. Trabajo sobre las relaciones familiares. Pueden hablar de las dificultades familiares y compartir.
Trabajo sobre auto concepto: ¿Qué me gusta más de mi? ¿Qué me gusta menos? ¿Qué puedo cambiar? Compartir con los demás.
Dibujo colectivo. Comentarios y despedida.

Cada sesión se basaba en el trabajo sobre el tema previsto, pero no de forma estricta. Las aportaciones de los miembros del grupo podían hacer que se trabajaran otros temas, una de las quejas de algunos miembros que habían participado en otros grupos era que en ellos no se les dejaba hablar o hacer lo que ellos deseaban, utilizaban la expresión de que les “comían el coco” con lo que los terapeutas querían que hiciesen y no les escuchaban ni dejaban que se expresaran libremente.
Se utilizaron diversos instrumentos:

Telas de colores: con ellas se trabajaban los colores de las emociones y elaborábamos mapas del estado emocional del momento o de la situación que presentaban, tanto individual como, más adelante, grupal.
Tarjetas con situaciones sociales para trabajar teoría de la mente y emociones (juegos de TEA ediciones)
Tarjetas con fotos de niños y adolescentes con diferentes expresiones emocionales y tarjetas con el nombre de diferentes emociones ( juegos de TEA ediciones)
Hojas en blanco, lápices y colores, para dibujar el mapa familiar, el mapa de amistades, de la escuela…etc.
Papel de embalar blanco, ceras, rotuladores para realizar dibujos colectivos, una de las modalidades era que cada uno hacía un dibujo que el siguiente, cambiando de lugar en la mesa, iba completando hasta que todos habían dado una vuelta entera y cada dibujo tenía partes de todos. Otra modalidad utilizada en la última sesión era la realización de un dibujo libre entre todos, pudiéndose mover libremente y dibujar donde quisieran.
Almohadones para recostarse si en algún momento necesitaban apartarse del grupo.
Mesas y sillas.
Espacio diáfano para las dramatizaciones.

Se utilizaron diferentes técnicas:

Sociometría: formar grupos por preferencias o situaciones vividas, ejercicios para medir la distancia entre yo y los miembros de mi familia, o los amigos
Psicodrama, básicamente cambio de roles. Ésta es una técnica que les resulta sumamente difícil, pues sus dificultades empáticas hacen que el colocarse en el lugar del otro no sea fácil, pero afortunadamente lo conseguimos en algunos casos.
Expresión gráfica: se les pedía que realizaran el mapa familiar, el mapa de los amigos – no amigos (técnica en la que ellos se dibujan en el centro del papel y alrededor colocan a los miembros de su familia, amigos, compañeros, profesores, etc. a diferentes distancias dependiendo de la proximidad que sientan con cada persona. Después se trabaja dramáticamente y, si es posible, se utiliza el cambio de roles. Otra técnica de expresión gráfica es el dibujo grupal que ya se ha mencionado anteriormente.
Expresión corporal utilizando la mímica para mostrar diferentes emociones que los demás deben adivinar.
Descripción de imágenes (juego de TEA ediciones): A través de ellas se trabaja teoría de la mente ¿Qué hacen? ¿Dónde están? ¿Qué sienten? ¿Por qué crees que sienten…?
Juegos: El Memory de las emociones, el juego de habilidades sociales (TEA ediciones)
Conversación: Sobre temas de interés específico y sobre otros temas aportados por las terapeutas

Este tipo de trabajo plantea diferentes retos, entre ellos:

La disposición del terapeuta para salir de su zona de confort y manejar las emociones negativas que puedan surgir.
Aprovecharlas para poder trabajarlas en grupo. P. e. reacciones desmesuradas ante una broma.
Trabajar la capacidad de escucha y aceptación de lo que los otros manifiestan y/o proponen. Generalmente pierden la atención cuando no son ellos los que hablan o no se trata un tema relacionado con el propio interés.
Trabajar la necesidad de control de la mayoría de miembros: no todos pensamos ni nos gusta lo mismo, cada uno tiene diferentes habilidades, debemos respetarnos, etc.
Mantener el interés en la actividad, favorecer la expresión libre, pero tener alternativas en momentos en que sea necesario estructurar la sesión con alguna actividad concreta.

Conclusiones

A partir de la experiencia se pueden extraer las siguientes conclusiones:
El trabajo en grupo favorece la relación social y el conocimiento de los demás.
Las dificultades en teoría de la mente se trabajan mejor en grupo que individualmente, pues puede hacerse “en directo” a partir de lo que va surgiendo. También se puede trabajar la función reflexiva.
La utilización de técnicas psicométricas y psicodramáticas es útil para trabajar la cohesión de grupo y la capacidad de colocarse en el lugar del otro.
La utilización de instrumentos y juegos estructura al grupo en momentos de dispersión y caos.

Y lo que es más importante: Es posible el trabajo en grupo en sesiones semiestructuradas con niños y adolescentes que presentan TEA. En los espacios “libres” es donde las dificultades de interacción y reciprocidad se hacen patentes permitiendo trabajarlo “en directo” y no a través de situaciones simuladas. La implicación es mayor, lo que seguramente favorece la internalización y generalización. Los espacios de libertad deben introducirse de manera progresiva a medida que la cohesión del grupo y la capacidad de interacción social aumentan.
Esta experiencia también tiene sus limitaciones pues este formato de trabajo en grupo puede utilizarse con niños y adolescentes de alto rendimiento, con buenas capacidades de expresión verbal, razonamiento y deseo de relacionarse. Cuando la afectación es mayor, especialmente en lo que se refiere a la interacción social, deberían utilizarse otras técnicas más estructuradas como paso previo, por ejemplo la realización de tareas en equipo u otras en las que es necesaria la participación de mínimo tres personas.
No se ha realizado una evaluación con instrumentos objetivos pre y post grupo. En los próximos grupos está previsto hacerlo.
Este programa consta de diez sesiones, pero en ediciones posteriores nos hemos planteado alargarlo. Los participantes manifestaron su deseo de continuar y la cohesión y capacidad de expresión alcanzadas creo que hubieran permitido seguir avanzando en la consecución de una mayor flexibilidad mental y espontaneidad, cualidades poco desarrolladas en las personas con TEA
Referencias Bibliográficas
Autism Genome Project (2007) Mapping autism risk loci using genetic linkage and chromosomal rearrangements. Nat. Genet., 39: 319-328
Corbett, B. A.; Key, A. P.; Qualls, L.; Fecteau, S.; Newsom, C.; Yoder, P. (2015) Mejora de la Competencia Social. El uso de un ensayo aleatorizado de una intervención de Teatro para Niños con Trastorno del Espectro Autista. Diario de Autismo y Trastornos del Desarrollo.
Freitag, Ch. M.; Jensen, K.; Elsuni, L.; Sachse, M.; Herpertz-Dahlmann, B.; Schulte-Rüther, M.; Hänig, S.; Von Gontard, A.; Poustka, L.; Schad-Hansjosten, T.; Wenzl, Ch.; Sinzig, J.; Taurines, R.; Geißler, J.; Kieser, M.; Cholemkery, H. (2015) Group-based cognitive behavioural psychotherapy for children and adolescents with ASD: the randomized, multicentre, controlled SOSTA – net trial. Journal of Child Psychology and Psychiatry.
Galbe Sanchez-Ventura, J (2006) Atención orientada al desarrollo, supervisión del desarrollo psicomotor y cribado de los trastornos del espectro autista. Rev Pediatr Aten Primaria. 2006; 8:101-126
Haen, C.; Aronson, S. (2017) Handbook of Child and Adolescent Group Therapy. Routledge. New York.
Hull, K. (2014) Group Therapy Techniques with children, adolescents and adults on the autism spectrum. Lanham, MD: Jason Aronson
Muhle, R., Trentacoste, S.V., i Rapin, I. (2004) The genetics of autism. Pediatrics, 113: e472-e486.
Newschaffer, C.J., Fallin, D., i Lee, N.L. (2002) Heritable and nonheritable risk factors for autism spectrum disorders. Epidemiol. Rev., 24: 137-153
O’Leary, K. (2013) The effects of Drama Therapy for children with autism spectrum disorders. Bowling Green State University. Scholar Works@BGSU.
Payá González, B. i Fuentes Menchaca, N. (2007) Neurobiología del autismo: Estudio de

ENCUENTRO DE LA ZONA ESTE AYERBE: EL RIO DE LA VIDA Y LA MEMORIA

ENCUENTRO DE LA ZONA ESTE
AYERBE: EL RíO DE LA VIDA Y LA MEMORIA
Beatriz Miralles Corredor
Vocal Zona Este
Psicóloga y Psicoterapeuta de Grupo.

Lo primero con lo que me topé fue mi dificultad para recordar el nombre del lugar donde habíamos estado, a pesar de tener la sensación de que había un aire de familiaridad en la forma en que sonaba. Cuando me puse a pensar me di cuenta de que lo que me inquietaba es el principio del nombre y también lo que me costaba recordar ” AYER – BE”, y tal vez fue como si el Ayer se me hubiera colado por las rendijas del tiempo. Otro lugar, otro contexto, pero el pasado nos viene una y otra vez allá donde vayamos.
Como no, también el pasado de la SEPTG nos vino al encuentro. Quizás porque todos los que allí estábamos teníamos ya una historia de bastantes años de la mano de esta institución. Algunos casi desde el principio. Se habló de cómo empezó, de sus orígenes y el contexto político y social en el que surgió ” Entonces había una gran necesidad de poder reunirse en grupos” , se comentó. Quizás ahora haya un exceso de instituciones y grupos diversos. ¿Qué podría aportar la SEPTG de diferente o singular a las demás instituciones? Quizás haya una Crisis institucional.
¿Cómo cuidamos a otra gente que trabaja con Grupos? ¿Cómo circula el Afecto en la Septg? El ir introduciendo poco a poco a Jóvenes en los Talleres. Lo institucional podría ser vivido como amenazante para los que llegan. Defender el concepto y la experiencia de la Espontaneidad como algo fundamental. La importancia de dejar espacios para los nuevos, sin forzarlo, permitiendo el silencio para que otros hablen. El recurrir al trabajo con Grupos pequeños para luego llevarlo al Grupo Grande, como recurso. La necesidad de buscar experiencias intergeneracionales, integrando las experiencias de mayores y jóvenes, así como también propiciar espacios para expresar las vivencias de la propia experiencia personal. Lo perdurable (integración intergeneracional) , lo intimo( Conocernos) y la identidad ( como trabajamos).También la necesidad de ir integrando Lo Nuevo como pueden ser las Nuevas Tecnologías. Todo esto fueron emergentes señalados.
Cómo Cuidar al Grupo tal vez seria, se dijo y como cuidar los espacios y el Tiempo ( los Mayores, los jóvenes) y como cuidar los Guiones que permitan la espontaneidad y las emoción, desde la humildad y el reconocimiento de las propias necesidades. Quizás estemos en una Crisis Institucional.
Del hilo de ese pasado, y de su trayectoria, surgió la pregunta. ¿Qué sentido tiene ahora la existencia de la SEPTG?. ¿Tiene Futuro? Si tuviéramos que empezar de cero ahora a refundar esta ” sociedad” en el momento actual como tendríamos que hacerlo ¿Por donde empezaríamos?.
Me fascinó la idea de bañarnos en un riachuelo de aguas recién salidas de la tierra, desde el mismo momento en que Carmen comentó que estaba muy cerca de nosotros el nacimiento de un río. Me vino inmediatamente EL RIO DE LA VIDA. El agua estaba helada, pero el contraste de temperatura con el calor de la tarde me produjo una sensación vivificante, como de despertar no sé muy bien a qué: algo que muere y algo que renace en cada uno de nosotros.
Por la tarde el encontrarnos con otra nueva sorpresa: La casa de Ana, la escultora, con su trabajo esculpido en su propia casa. La fuente con esa forma de mujer, los relieves de las columnas , los cuerpos labrados en la roca. Todo invitaba a la sensualidad y el EROTISMO en esa casa, hasta la iluminación en su interior y la distribución de las estancias, con sus detalles y sus rincones mágicos que nos guardaban sorpresas. Y al final un gran Misterio para mí. Vi en la puerta de la casa escrito KER ANA. Le pregunte lo que significaba para ella y me dijo : KER significa casa en lengua Celta. Vaya que curioso también KER significa Casa en lengua Wolof, una lengua que se habla en África Occidental a miles de kilómetros de aquí. y KERGUI significa FAMILIA en Wolof, le comenté. Será un préstamo cultural, pero parece improbable no hay coincidencia en el espacio ni en el tiempo… Me dejó intrigada.
¿Por qué hablar de la CASA? . Porque la presencia de la Casa, en este caso la de Carmen, con sus recuerdos y su personalidad propició un encuentro mucho más intimo, que invitaba a sentirnos relajados y abiertos a conversar y a expresar distintos puntos de vista, e incluso algún desacuerdo en un tono desenfadado y bastante dialogante. También se habló de COMO CUIDARNOS Y DE COMO CUIDÁBAMOS a las personas que formábamos parte de esta institución llamada SEPTG. De la posibilidad de visitar en sus lugares y en sus casas a aquellas que estuvieran enfermas o por algún motivo no pudiera desplazarse, de llamarnos por teléfono y rescatar una relación más humana y personal y menos ” institucionalizada”.
Y como no se hablo de FUTURO, de las nuevas generaciones y de cómo acogerlas en nuestro espacio y trasmitirles un saber y una historia que se ha ido creando durante años.
Por la noche, la luna llena nos inspiró, y por supuesto la buena compañía, la música y la voz hecha canción, y alguien más, al que esperábamos para cenar, y el PASADO con su carga de dolor y violencia ( ya teníamos a THANATOS susurrándonos al oído) ,el de nuestra Historia Común , que se fue disolviendo al calor del Fuego, del Aire de la noche y de las canciones de Labordeta y las jotas aragonesas que todos compartimos.
Como decían los Antiguos, y los de otras muchas culturas: TIERRA, AGUA,FUEGO Y AIRE, todos los ingredientes para un gran encuentro.

ENCUENTRO SEPTG ZONA ESTE EN BARCELONA. IN-DEPENDENCIAS O INTER-DEPENDENCIAS: PODER ESCUCHARNOS.

ENCUENTRO SEPTG ZONA ESTE EN BARCELONA.
IN-DEPENDENCIAS O INTER-DEPENDENCIAS: PODER ESCUCHARNOS.
Beatriz Miralles Corredor
Psicóloga y Psicoterapeuta de Grupo

RESUMEN DEL ENCUENTRO
28 de Octubre del 2017.
VERBALIZACIONES
La necesidad de expresar nuestras vivencias y emociones.
Cómo estamos ahora, cómo nos sentimos en el momento presente.
Las heridas del pasado, la memoria olvidada, el miedo,la rabia, la crisis, la violencia y las pulsiones tanáticas, la esperanza, la necesidad de cambio, la incertidumbre, la necesidad de expresar, la espiritualidad y la libertad.
De donde venimos y cual es nuestra identidad profesional.¿ Cuál es nuestra historia? ¿ Quiénes somos?.¿ Qué es lo que me ha hecho llegar a ser quien soy ahora?.
TALLER : Propuesta de trabajo con una pancarta en blanco., pinturas, rotuladores, recortes de fotografías collages, etc.
Después de dos horas hablando y expresándolos , se plantea la siguiente pregunta como emergente del Grupo: ¿De qué necesito separarme y qué necesito integrar para construirme una nueva identidad? :
Van surgiendo palabras, frases, imágenes: separarme del Odio, ,la Competitividad, el miedo, la Incertidumbre, la timidez ,las heridas del pasado, la intolerancia, los prejuicios, la discriminación, el sentimiento de impotencia.
Por otro lado emergen palabras y gestos integradores: La curiosidad,el respeto, el Amor,el Compromiso, la Amistad, el Gozo, el Placer, la Solidaridad, el Buentrato, la escucha, las raíces que nos dan arraigo, los nuevos sentidos.
Sobre el tema de la Intersubjetividad , se plantea la duda sobre las dependencias humanas, ¿ Cómo nos relacionamos? : ¿ De qué hablamos cuando nos referimos a dependencia y co- dependencia, a la Independencia o la Inter-dependencia? .¿ De qué dependo y de que me quiero independizar?.
Para poder reconstruir nuestra identidad necesitamos ir integrando nuestras diferencias, internamente y externamente con respecto a los otros.
La escucha respetuosa de las diferencias como cuidado del Otro y también como camino para construir nuevas identidades grupales.
La necesidad de abrimos a lo nuevo y a lo diferente: los jóvenes, los Otros.
El miedo la tristeza, la esperanza, las emociones intensas. La necesidad de integrar el pasado en el presente. Retomando la pregunta que surgió en el encuentro de Ayerbe ¿ La SEPTG tiene futuro?Cabria preguntarse ahora : ¿De qué y cómo tendríamos que hablar y qué tendríamos que abordar para poder crear un futuro.?
ECOS DE BARCELONA:
NOTAS PERSONALES DE UNA PSICOTERAPEUTA DE GRUPO.
Barcelona, Viernes 27 de Octubre del 2017.
Llegué a Barcelona con un poso de tristeza.Me duelen las heridas abiertas, quizás atravesar una crisis implique eso, abrir heridas para poder sanarlas. En estos días me duele Cataluña, como también me duele España.Me viene como un poso de tristeza que parece haberlo embargado todo. .Así con esa tristeza y expectante voy al encuentro de Zona y me voy preguntando algunas cosas. Cataluña como Síntoma Social que va mas allá de un territorio, y que nos habla de la profunda crisis social, económica , política y también de valores que en estos momentos estamos viviendo.
Y el preguntarse, ¿de qué nos está hablando todo esto?
Tal vez son los síntomas de un fenómeno mundial al que le han llamado Globalización, en donde se ha ido generando un eje local-global a veces difícil de comprender y articular , entre lo particular de cada territorio y lo general de las leyes económicas que marcan sus propias dinámicas de poder a nivel internacional.
Atrapadas en este fenómeno mundial, las instituciones políticas y los Estados parecen haber perdido su sentido y van entrando en una profunda crisis de legitimidad, al no poder dar respuesta a los desafíos actuales de una economía globalizada y abrumadoramente interconectada e interdependiente.
Esta crisis tal vez nos habla de una gran necesidad de cambios en las actuales estructuras de Poder, que pueden apuntar en distintas direcciones.La emergencia en todo el Mundo , de los movimientos de extrema derecha, y los fundamentalismos religiosos, ponen en evidencia la radicalización de las posiciones políticas, y muestran el descontento generalizado de una parte importante de la población.
Una globalidad que además parece también amenazar las distintas identidades ,con el peligro de arrasar con lo local o singular de los territorios.Ante este sentimiento de amenaza, emerge en sentido contrario una necesidad de subrayar lo identitario a modo de formación reactiva para no dejarse engullir por el fenómeno de la “Mundialización”. ¿Como defender las propias identidades culturales en un mundo homogéneamente globalizado?. Seguramente, los movimientos sociales identitarios van a estar muy presentes, queramos o no, en este actual siglo. ¿Como trabajar con ello.?
Y a nivel de inconsciente social, ¿Como están viviendo las jóvenes generaciones su necesidad de “independencia” de su grupo parental.?. La actual dificultad para poder acceder al mundo del trabajo y la creciente inestabilidad laboral dificulta la autonomía y alarga artificialmente una dependencia emocional y económica hacia los padres, contribuyendo a perpetuar actitudes propias del la Adolescencia hasta edades muy avanzadas, y retrasando enormemente los procesos de madurez personal. ¿Que va a pasar con estas nuevas generaciones?¿Como puede estar influyendo todo esto a nivel inconsciente en la emergencia de los distintos movimientos sociales?.
¿Sera verdad que estamos viviendo un cambio de época y de subjetividad humana, una nueva manera de vivirnos como sujetos?. ¿Nos sirven las viejas etiquetas para hablar de los actuales movimientos sociales? .La enorme extensión de las tecnologías están generando nuevas formas de comunicarnos y relacionarnos, la intersubjetividad está atravesada por la inmediatez de los contactos, la hiperconexión de las comunicaciones y la extensión de las Leyes del Mercado a todos las ordenes de la vida, contaminando la intimidad humana de los mismos planteamientos que rigen la economía: todo es susceptible de comprarse y venderse y de exhibirse como un producto mas de mercado. Hay quien habla de una verdadera       ” mutación” de la subjetividad humana. Y ¿Como tenemos que trabajar con esos nuevos sujetos?.
Me doy cuenta de que la vida como vivencia es lo que nos va sucediendo cuando no estamos pendientes del televisor, de internet, del móvil…todo lo demás que nos acontece en nuestra vida cotidiana cuando el foco de atención está puesto en otras cosas que suceden en nuestro día a día.En el sonido de la música, en el olor que nos remueve, en las cosas que nos conmueven,en las miradas que nos hacen sentirnos vivos, amados u odiados,olvidados, queridos, deseados. Miradas que nos acercan o nos alejan, que no nos son indiferentes.
Hoy viernes por la tarde paseando por las Ramblas , repletas de gente, de turistas, la vida bullía por todas partes.No muy lejos de allí, escuchábamos la música de fondo , alguien nos contaba que estaban declarando la República Catalana. Miradas de expectación, preocupación, de alegría, de tristeza. Toda una amalgama de sentimientos y de presencias y ausencias, que parecen hablar de que algo en el interior de esta sociedad se esta moviendo,. No sabemos muy bien en qué dirección vamos.
Me quedé con la imagen de los vendedores de banderas,jóvenes con cara amable y tono festivo, vendiendo banderas esteladas, del mismo modo que al día siguiente vendían las banderas españolas, casi en la misma esquina. Pensaba, si pudieran hablar las banderas, ¿de qué nos hablarían, qué historias nos contarían?. También me preguntaba ¿ Que pensarán estos vendedores ambulantes de todo esto? ¿ Cómo nos ven los Otros?.
En un momento dado me doy cuenta de que yo también llevo algo en mi mano, un rollo de papel , quizás desde fuera pueda parecer una bandera enrollada o una pancarta., no es mas que un papel en blanco que compré para el Taller de nuestro encuentro de la SEPTG de mañana, y sin pretenderlo está protagonizando un hecho muy singular de nuestra historia. De qué sentidos nos hablará también este rollo de papel cuando mañana sea escrito, dibujado, pintado, contemplado. Ya veremos…

Barcelona, Sábado 28 de Octubre del 2017.
Cuando acabo el encuentro de la SEPTG en la Biblioteca, ya por la tarde, salgo contenta, quizás porque me ha resultado intenso y cálido. El lugar muy acogedor y la compañía muy buena. El haber podido expresar, el buen trato, los sentimientos y pensamientos compartidos tienen un efecto liberador, creo que para todas y todos. Nos han faltado más hombres, solo había uno y los y las jóvenes. Quizás otra vez pueda ser.
Voy paseando, primero en muy buena compañía, y después sola por las calles de Barcelona, llenas de viandantes y de bullicio. Sus edificios señoriales, su aire cosmopolita de ciudad internacional. Me paro junto a un enorme muro alrededor de un museo. Gigantescas fotografías a modo de murales sobre la pared , presentan un conjunto de lugares entre sórdidos e inquietantes : Llevan por titulo strong>FRONTERAS. Voy fotografiándolas una a una, y pienso en las fronteras terribles, en los muros de la vergüenza en Norteamérica, Europa,y en otros lados del Mundo, en los náufragos y en los miles de muertos pienso también en los territorios, en esos limites necesarios para delimitar nuestro espacio vital y garantizar nuestra seguridad, y que sin embargo han perdido su capacidad de hacernos sentir seguros. Pienso en qué está pasando con nuestros sentimientos de identidad y de pertenencia, de cómo podemos trasformar esa inquietud en algo que nos devuelva una mirada distinta, algo que nos permita una cierta estructura, pero que contemple también un lado más humano y menos rígido. Ayer escuchaba en la calle cantos de Paz y también palabras de Guerra. De momento solo tengo algunas preguntas pero no tengo ninguna de las respuestas. Quizás tendremos que hablarnos y escucharnos más, cara a cara, habrá que buscar una forma de cuidado en las Relaciones Humanas , que nos permita expresar respetuosamente nuestras diferencias.

ANOTACIONES DE UNA PSICOTERAPEUTA DE GRUPO: IN-DEPENDENCIAS O INTER-DEPENDENCIAS, PODER ESCUCHARNOS.

ANOTACIONES DE UNA PSICOTERAPEUTA DE GRUPO:
IN-DEPENDENCIAS O INTER-DEPENDENCIAS,
PODER ESCUCHARNOS.
Beatriz Miralles Corredor
Psicóloga y Psicoterapeuta de Grupo

Barcelona, Viernes 27 de Octubre del 2017.
Llegué a Barcelona con un poso de tristeza. Me duelen las heridas abiertas, quizás atravesar una crisis implique eso, abrir heridas para poder sanarlas. En estos días me duele Cataluña, como también me duele España. Me viene como un poso de tristeza que parece haberlo embargado todo. .Así con esa tristeza y expectante voy al encuentro de Zona y me voy preguntando algunas cosas. Cataluña como síntoma Social que va mas allá de un territorio, y que nos habla de la profunda crisis social, económica, política y también de valores que en estos momentos estamos viviendo.
Y el preguntarse, ¿de qué nos está hablando todo esto?
Tal vez son los síntomas de un fenómeno mundial al que le han llamado Globalización, en donde se ha ido generando un eje local-global a veces difícil de comprender y articular, entre lo particular de cada territorio y lo general de las leyes económicas que marcan sus propias dinámicas de poder a nivel internacional.
Atrapadas en este fenómeno mundial, las instituciones políticas y los Estados parecen haber perdido su sentido y van entrando en una profunda crisis de legitimidad, al no poder dar respuesta a los desafíos actuales de una economía globalizada y abrumadoramente interconectada e interdependiente.
Esta crisis tal vez nos habla de una gran necesidad de cambios en las actuales estructuras de Poder, que pueden apuntar en distintas direcciones. La emergencia en todo el Mundo, de los movimientos de extrema derecha, y los fundamentalismos religiosos, ponen en evidencia la radicalización de las posiciones políticas, y muestran el descontento generalizado de una parte importante de la población.
Una globalidad que además parece también amenazar las distintas identidades , con el peligro de arrasar con lo local o singular de los territorios. Ante este sentimiento de amenaza, emerge en sentido contrario una necesidad de subrayar lo identitario a modo de formación reactiva para no dejarse engullir por el fenómeno de la “Mundialización”. ¿Como defender las propias identidades culturales en un mundo homogéneamente globalizado?. Seguramente, los movimientos sociales identitarios van a estar muy presentes, queramos o no, en este actual siglo. ¿Como trabajar con ello.?
Y a nivel de inconsciente social, ¿Como están viviendo las jóvenes generaciones su necesidad de “independencia” de su grupo parental.?. La actual dificultad para poder acceder al mundo del trabajo y la creciente inestabilidad laboral dificulta la autonomía y alarga artificialmente una dependencia emocional y económica hacia los padres, contribuyendo a perpetuar actitudes propias del la Adolescencia hasta edades muy avanzadas, y retrasando enormemente los procesos de madurez personal. ¿Que va a pasar con estas nuevas generaciones?¿Como puede estar influyendo todo esto a nivel inconsciente en la emergencia de los distintos movimientos sociales?.
¿Sera verdad que estamos viviendo un cambio de época y de subjetividad humana, una nueva manera de vivirnos como sujetos?. ¿Nos sirven las viejas etiquetas para hablar de los actuales movimientos sociales?. La enorme extensión de las tecnologías están generando nuevas formas de comunicarnos y relacionarnos, la intersubjetividad está atravesada por la inmediatez de los contactos, la hiperconexión de las comunicaciones y la extensión de las Leyes del Mercado a todos las ordenes de la vida, contaminando la intimidad humana de los mismos planteamientos que rigen la economía: todo es susceptible de comprarse y venderse y de exhibirse como un producto mas de mercado. Hay quien habla de una verdadera      “mutación” de la subjetividad humana. Y ¿Como tenemos que trabajar con esos nuevos sujetos?.
Me doy cuenta de que la vida como vivencia es lo que nos va sucediendo cuando no estamos pendientes del televisor, de internet, del móvil…todo lo demás que nos acontece en nuestra vida cotidiana cuando el foco de atención está puesta en otras cosas que suceden en nuestro día a día. En el sonido de la música, en el olor que nos remueve, en las cosas que nos conmueven, en las miradas que nos hacen sentirnos vivos, amados u odiados, olvidados, queridos, deseados. Miradas que nos acercan o nos alejan, que no nos son indiferentes.
Hoy viernes por la tarde paseando por las Ramblas, repletas de gente, de turistas, la vida bullía por todas partes. No muy lejos de allí, escuchábamos la música de fondo, alguien nos contaba que estaban declarando la República Catalana. Miradas de expectación, preocupación, de alegría, de tristeza. Toda una amalgama de sentimientos y de presencias y ausencias, que parecen hablar de que algo en el interior de esta sociedad se está moviendo. No sabemos muy bien en qué dirección vamos.
Me quedé con la imagen de los vendedores de banderas, jóvenes con cara amable y tono festivo, vendiendo banderas esteladas, del mismo modo que al día siguiente vendían las banderas españolas, casi en la misma esquina. Pensaba, si pudieran hablar las banderas, ¿de qué nos hablarían, qué historias nos contarían?. También me preguntaba ¿ Que pensarán estos vendedores ambulantes de todo esto? ¿ Cómo nos ven los Otros?.
En un momento dado me doy cuenta de que yo también llevo algo en mi mano, un rollo de papel , quizás desde fuera pueda parecer una bandera enrollada o una pancarta., no es más que un papel en blanco que compré para el Taller de nuestro encuentro de la SEPTG de mañana, y sin pretenderlo está protagonizando un hecho muy singular de nuestra historia. De qué sentidos nos hablará también este rollo de papel cuando mañana sea escrito, dibujado, pintado, contemplado. Ya veremos…

Barcelona, Sábado 28 de Octubre del 2017.
Por la Mañana comenzamos el Encuentro de Zona Este de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupos (SEPTG), al que acudimos profesionales que trabajamos en la psicoterapia Grupal de distintos puntos de Cataluña, Aragón, Valencia , algunos de ellos profesores de la Universidad , y una compañera que viene de Montpellier. Todos estamos muy interesados en trabajar los acontecimientos sociales que estamos viviendo. El lugar, la Biblioteca de Humanidades Orego, un lugar acogedor y muy apropiado para nuestro encuentro.
Desde el principio se hace muy palpable necesidad de expresar nuestras vivencias y emociones.
Se plantea : ¿Cómo estamos ahora, cómo nos sentimos en el momento presente.?
Surgen distintos temas: Las heridas del pasado, la memoria olvidada, el miedo, la rabia, la crisis, la violencia y las pulsiones thanáticas ( agresivas) , la esperanza, la necesidad de cambio, la incertidumbre, la necesidad de expresar, la espiritualidad y la libertad.
¿ Dé dónde venimos y cuál es nuestra identidad profesional?- ¿ Cuál es nuestra historia? ¿Quiénes somos?, ¿ Qué es lo que me ha hecho llegar a ser quien soy ahora?.
Después de dos horas hablando y expresándonos , se formula la siguiente pregunta como emergente del Grupo: ¿De qué necesito separarme y qué necesito integrar para construirme una nueva identidad? . En torno a esta pregunta se plantea una propuesta de trabajo con una pancarta en blanco., pinturas, rotuladores, recortes de fotografías collages, etc.
Van surgiendo palabras, frases, imágenes: separarme del Odio, la competitividad, el miedo, la incertidumbre, la timidez, las heridas del pasado, la intolerancia, los prejuicios, la discriminación, el sentimiento de impotencia.
Por otro lado, emergen palabras u gestos integradores: La curiosidad, el respeto, el Amor, el Compromiso, La Amistad, El Gozo, El Placer, la Solidaridad, El Buentrato, la Escucha, las Raíces que nos dan arraigo, los nuevos sentidos.
Sobre el tema de la Intersubjetividad, se plantea la duda sobre las Dependencias Humanas ¿ Cómo nos relacionamos?, ¿ De qué hablamos cuando nos referimos a Dependencia y Co-dependencia, a la Independencia y a la Interdependencia?. ¿De qué dependo y de qué me quiero independizar?-
Para poder reconstruir nuestra identidad, necesitaríamos ir integrando nuestras diferencias, internamente y externamente, con respecto a los Otros. La escucha respetuosa de las diferencias como cuidado del Otro y también como camino para construir nuevas identidades Grupales. La necesidad de abrirnos a lo nuevo y a lo diferente: los jóvenes, los Otros.
El miedo, la tristeza, la esperanza, las emociones intensas. La necesidad de integrar el pasado en el presente. Retomando la pregunta que surgió en Ayerbe ( Anterior encuentro de nuestra Sociedad), ¿ La SEPTG tiene Futuro?. Cabria preguntarse ahora ¿De qué y cómo tendríamos que hablar y que tendríamos que abordar para poder crear un futuro?-
Cuando acabo el encuentro de la SEPTG en la Biblioteca, ya por la tarde, salgo contenta, quizás porque me ha resultado intenso y cálido. El lugar muy acogedor y la compañía muy buena. El haber podido expresar , el buen trato, los sentimientos y pensamientos compartidos tienen un efecto liberador, creo que para todas y todos. Nos han faltado más hombres, solo había uno y los y las jóvenes. Quizás otra vez pueda ser.
Voy paseando, primero en muy buena compañía, y después sola por las calles de Barcelona, llenas de viandantes y de bullicio. Sus edificios señoriales, su aire cosmopolita de ciudad internacional. Me paro junto a un enorme muro alrededor de un museo. Gigantescas fotografías a modo de murales sobre la pared, presentan un conjunto de lugares entre sórdidos e inquietantes: Llevan por título FRONTERAS. Voy fotografiándolas una a una, y pienso en las fronteras terribles, en los muros de la vergüenza en Norteamérica, Europa, y en otros lados del Mundo, en los náufragos y en los miles de muertos. Pienso también en los territorios, en esos límites necesarios para delimitar nuestro espacio vital y garantizar nuestra seguridad, y que sin embargo han perdido su capacidad de hacernos sentir seguros. Pienso en qué está pasando con nuestros sentimientos de identidad y de pertenencia, de cómo podemos trasformar esa inquietud en algo que nos devuelva una mirada distinta, algo que nos permita una cierta estructura, pero que contemple también un lado más humano y menos rígido. Ayer escuchaba en la calle cantos de Paz y también palabras de Guerra. De momento solo tengo algunas preguntas pero no tengo ninguna de las respuestas. Quizás tendremos que hablarnos y escucharnos más, cara a cara, habrá que buscar una forma de cuidado en las Relaciones Humanas, que nos permita expresar respetuosamente nuestras diferencias.
Encuentro ZONA ESTE BARCELONA.

EVOLUCIÓN Y MENTE, LA MADRE Y EL PROGRESO

EVOLUCIÓN Y MENTE, LA MADRE Y EL PROGRESO
Víctor Ortega Zarzosa.
Médico Psiquiatra. Vitoria (Álava)

La hembra es el modelo base de los seres vivos y el macho es una variante derivada aleatoriamente, importante para posibilitar el intercambio genético que facilita una mejor adaptabilidad, dada la inestabilidad del medio natural. La reproducción asexual, menos complicada, es menos adaptable a los cambios, menos evolutiva por tanto.
En nuestra especie la madre es el modelo base y sin duda la evolución sigue dependiendo fundamentalmente de las hembras. Se habla de la selección natural, adaptabilidad al medio, y de selección sexual como variante específica de la evolución, por ejemplo el tamaño del pene humano en relación al de nuestros primos los simios, tiene que ver posiblemente con que a partir de la aparición en la mente de la idea de padre, la pulsión reproductiva marcó la tendencia general, sin embargo y por ejemplo, quedando empatadas la tendencia a los pechos grandes, mayor atractivo secundario, con la de pechos pequeños, mejor alimentación de la prole.
La hembra humana además de más completa que el macho, una variante menos compleja en sus atributos femeninos de mamífero, disponía de dos ventajas preferentes adicionales en su rol dentro de los grupos, ser o no consentidora con los pretendientes y un plus de dominio sobre los hijos por su especial vinculación durante el embarazo y la lactancia, reconocimiento de la descendencia por línea materna que el patriarcado vino a complicar, al aparecer la idea de padre en la mente, de la misma forma que del simple mundo de los espíritus reencarnables por el cuerpo de las mujeres, se pasó a pensar en la otra vida en el más allá, como teoría sustitutoria de la negación de la muerte definitiva.
El macho se atendía a sí mismo en lo posible y como mucho podía estar dispuesto a compartir con la hembra consentidora ocasionalmente, no tenía un empleo estable en el servicio al otro hasta fin de obra, por así decir, como si la hembra, que con su esfuerzo relacional conseguía ser más centro de atención preferente de los otros, descendientes y candidatos.
Una vez superado lo peor del trauma del nacimiento, intentar atraer la atención de la madre y controlarla agudiza el funcionamiento mental contribuyendo a su organización. La frustración del segundo trauma de separación por el tabú incestuoso, la prohibición del no, rápidamente provoca en las hembras mejor dotadas como tales una identificación consoladora, pero los machos, más simples, tardamos en reaccionar, en madurar para alcanzar esa identificación. La presión hormonal empuja en diferentes direcciones.
Desde los tiempos ancestrales, lo más parecido a la función maternal es la cría y cuidados de otras especies animales, como hijos sustitutos también de los machos, imitadores del oficio o función original. Primero como mascotas o socios, lobos y de ahí perros, más tarde ganado y animales domésticos. Posteriormente la agricultura, Caín primero y luego Abel.
La madre lo es de todos los oficios y profesiones, y en cada descendiente del propio y su forma de ejecutarlo. Ella es el modelo transformador de nuestro material genético, el troquel, en su manera de acompañar y ayudar a organizar nuestra mente en el paso de la posición esquizo paranoide a la posición depresiva reparadora, para superar la envidia, inevitable mecanismo de defensa que nos permite sobrevivir y nos puede condenar en vida.
La envidia a la madre, especialmente en éste área de la relación con los objetos intermediarios, si esta nos ayuda bien a procesarla, nos sirve para adquirir habilidades reparadoras que serán los cimientos de nuestra vocación profesional, y forma de llevarla a la práctica, luego como a todo, lo intentaremos vestir de razonamiento.
La madre
¡Dios, la madre que te parió!
Ella coge el barro, el ADN, el polvo, el hardware, la chatarra, y mientras lo amasa y hornea en su vientre, empieza a imprimirte su lengua materna, su software, su alma. Cuando nacemos y durante los primeros años, ella es la que organiza nuestra mente, siguiendo la misma técnica de impresión mimética relacional, la sonrisa del tercer mes, cuando creemos reconocerla, la angustia del octavo mes, cuando tememos perderla, y el dominio del no a los quince meses, cuando nos impone su ley, el freno que nos humaniza.
Como modelo base de cualquier especie, la hembra que dispone de un ADN (XX) más completo que el macho (XY) que es una variante aleatoria, es la principal transmisora de los rasgos o mutaciones evolutivas, con su hardware genético y con su software comportamental.
Si nos diferenciamos de nuestros parientes genéticos más cercanos, los chimpancés y los bonobos, posiblemente fue porque ellas, por presión de supervivencia, fueron haciendo una selección de los machos distinta a las emprendidas por las otras parientas.
La hembra selecciona al macho por dos procedimientos, al elegirle como pareja y al criarle como descendiente. El macho más hábil y generoso y que además le sea dócil a ella como pareja, y dócil-izando a su manera al descendiente, haciéndole dependiente para servirse de él, vocación de servir a la madre.

MÉTODO TATADRAMA. JUGAR CON MUÑECAS ES UNA COSA SERIA

MÉTODO TATADRAMA.
JUGAR CON MUÑECAS ES UNA COSA SERIA
Elisete Leite Garcia
psicóloga clínica, interventora grupal

Desde que fue creado en el 2002, ya hace 15 años, el Método Tatadrama contribuye para rescatar identidades entumecidas, utilizando la simplicidad de jugar con muñecos de trapo.
Los muñecos son inseridos en dinámicas de grupo, organizados a partir de técnicas de Psicodrama y de Sociodrama. Los mismos son elaborados artesanalmente, por un grupo de mujeres de Crato ( una pequeña ciudad ubicada en la provincia de Ceará, en el noreste brasileiro), que ganan vida y actúan en la yuxtaposición de ilusión y realidad, facilitando al participante la expresión de sus sentimientos más profundos, y de sus secretos petrificados por el tiempo, abriendo entonces, caminos para la transformación.
Dar vida, voz, personalidad y acción a muñecos personales e individuales, en un ambiente lúdico y descontraído, torna al acto de jugar, en un espacio de reflexión y aprendizaje, que constituye el centro del Tatadrama.
A final de cuentas, como decía Platón,
“… es posible descubrir más sobre las personas, en una hora de juego que en un año de charla “. 
La idea de utilizar muñecos de paño en trabajos terapéuticos, surgió en el 2002, durante un viaje que realicé a la ciudad de Recife, capital de la provincia de Pernambuco, Brasil. Visitando el mercado local de artesanías, reencontré muñecas de trapo, como las que yo usaba durante mi infancia, despertando todo los recuerdos infantiles, en un acto impulsivo compré todas las muñecas disponibles y corrí ansiosamente hasta al hotel, donde luego, en mi habitación, reviví los juegos de cuando era niña. Sobre la cama armé una linda mándala de muñequitas, y en ese preciso lugar, iniciamos una longa charla.
A medida que este inusitado diálogo evoluía, empecé a darme cuenta que las muñecas, estaban actuando como instrumentos de rescate de mis emociones más profundas: a partir de ese momento, decidí integrarlas a mi trabajo.
Esta es la raíz, del método que resolví llamar de Tatadrama, una palabra compuesta de Tata (en la lengua indígena brasilera Tupí significa transformación) + drama = acción, es decir, Transformación en Acción.
Actualmente, el método Tatadrama ya fue aplicado en “Talleres de Vida” en Brasil, México, Cuba, Perú, Ecuador, Colombia, España, Italia y Alemania, sumando un contingente de aproximadamente 5 mil personas. Su práctica, se viene mostrando como una herramienta terapéutica eficaz, en procesos de transformación, en los más variados contextos sociales. El diálogo personal y estrecho con los muñecos, proporciona una reflexión abierta sobre el papel que cada uno representa en sus variadas ecologías, trayendo a la luz, nuevas perspectivas, y movilizando deseos de enfrentar y transformar sus realidades.
El arco social de los participantes en los grupos de Tatadrama es bastante diversificado. Cabe destacar: grupos de mujeres con foco en el universo femenino; niños en edad pre-escolar; adolescentes; universitarios; competidores en carreras de largo percurso; profesionales de la salud; cuidadores; psicólogos; jubilados; presos; gestantes; dependientes químicos; etc. El método llegó a utilizarse en una capacitación con obstetras, en la cual la vivencia con los muñecos, ayudó a los futuros médicos a verse en el lugar de sus pacientes.
En un testimonio del Prof. Dr. Adriano Dantas de Oliveira, doctor en psicopedagogía y coordinador del curso de Pedagogía de la Facultad Europan en São Paulo, ilustra el alcance del método:
“… al participar de las actividades junto con mis alumnos, pude proyectar otras perspectivas de mi “yo” (una mirada desde “afuera”), proporcionando la percepción de posibles cambios (inminentes) en mi vida, y los rumbos a tomar.
Finalmente, los cambios vinieron (de verdad), y el jugar me ayudó a percibir y actuar frente a las demandas que la vida me trajo.”
El Tatadrama, ya fue presentado en varios congresos internacionales e incorporado en los procedimientos terapéuticos de muchos profesionales. En los 166 Workshops de Vida realizados, aproximadamente 99% de los participantes, concluyeron todas las actividades propuestas, entregándose al acto de jugar, venciendo a sus resistencias.
El método se sustenta en cuatro pilares fundamentales: el Psicodrama, el Sociodrama, la Teoria del Juego y la Psicologia Reichiniana, por medio del recorte de la curva orgástica. Su aplicación, sigue las tres etapas del Psicodrama: precalentamiento, dramatización y el compartir. En el proceso vivencial, para poder alcanzar la acción transformadora es necesario trabajar en los grupos: meta, foco y objetivo. Los talleres pueden durar de 3 a 40 horas, en un ambiente de reflexión y auto-conocimiento, y tienen como principal instrumento, los muñecos de paño, de Crato.
En el transcurso de las actividades, los participantes son convidados a elegir un muñeco entre decenas de estos, puestos a disposición. Todos son diferentes. Luego, los participantes son estimulados a efectuar una transformación en la apariencia, ropas, adornos, y características del muñeco de trapo.  La personalización establece un vínculo entre los personajes muñeco y participante, la cual produce formas de identidad y crea oportunidades para re-elaborar y resignificar los contenidos, las sensaciones y los sentimientos.
“La muñeca representó el rescate de lo lúdico de mi esencia, así como también una forma de compartir emociones con las mujeres que las fabrican artesanalmente. Por ser sencilla y de la Cultura Popular brasilera, nos permite entrar en contacto con nuestra singularidad. Por medio de las muñecas, viajamos hasta Crato; fuimos reyes y plebeyos, adultos y niños, sentimos infinitas sensaciones. Fué la mejor forma de volver al camino de la simplicidad!.”
(Islauvia Rodrigues – Formación en Tecnología de la Información y Estudiante de Psicología )
Inclusive, la falta de cuidado con el muñeco puede ser reveladora. La psicanalista Kátia Maslov, que participó de dos encuentros, relata que la primera vez, durante un taller direccionado a asuntos del universo femenino, rechazó a su muñeca.
“Yo no me veía en esa muñeca…La percepción sobre mi misma y sobre el mundo estaba tan condicionada y rastrera. Engaveté la muñeca.”
Solamente en una segunda oportunidad, casi diez años más tarde, cuando estaba terminando un tratamiento contra un cáncer de mama, comprendió lo que había sucedido. Kátia escogió una muñeca con ropa y cabello blanco, en el transcurso de las actividades, la muñeca fue ganando habla y movimiento.
“Ella se transformó en una hoja de papel en blanco, lista para ser escrita y coloreada nuevamente, representando el deseo de incluirme en la vida, de tener un lugar en el mundo”.
Es a partir del vínculo establecido en la etapa de transformación del muñeco, que el participante puede expresar sus sentimientos. Quien vive as escenas, las emociones, son los muñecos. De esa maneira, el participante se siente protegido y, por medio de la dramatización, puede entrar en contacto con su historia, y al mismo tempo, mantenerse a una distancia segura.
“Muchas veces me vuelve a la memoria el recuerdo de tu taller con muñecas y me quedo ensoñando alrededor de algunas cosas que sentí con profundidad. Una de ellas fue la relación existente entre la seducción y la espacialidad. Nunca lo había visto de esa manera. Ampliar la propia espacialidad no sólo tiene efectos en la propia subjetividad sino que es perceptible para el observador, y seduce, tal vez por la amplitud y la libertad que deja entrever”. “La muñecas representan pequeñas mujeres de tela fabricadas con manos llenas de necesidad pero también de ternura”.
(Rosa Gremes – Psicóloga y Psicodramatista)
El muñeco es el objeto intermedio, que facilita la superación de las dificultades específicas de la comunicación, favorece la reflexión y la busca de alternativas para una acción transformadora. Son análogos, conceptualmente, a las marionetas de Jaime Rojas Bermúdez, y por medio de ellas, se proyectan sueños, ilusiones y fantasmas, al mismo tiempo en que se crea una atmósfera que soporta y acoge a cada participante. Este apoyo es fundamental durante el proceso, porque las emociones y los sentimientos surgen con tal velocidad, que presente, pasado y futuro son vivenciados simultáneamente.
“No me senti cómoda con la muñeca…eso me hizo reflexionar sobre mi postura de seriedad y de constatar que no juego mas. Me quedé preocupada con mi postura seria delante de la vida. Necesito librarme de las amarras, para que pueda volver a jugar.”
(Rosália S. Rodrigues – Psicóloga)
Jugando y jugando, el Tatadrama también puede enorgullecerse de ser uno de los responsables por el rescate de la tradición muñequera, una acividad en extinsión. Con el método, y con la demanda de muñecos, nació el Grupo de Bonequeiras no Pé de Manga, constituído por mujeres sencillas de la ciudad de Crato, que se reúnen en la sombra de un árbol de mangos, equipadas con retazos, relleno de algodón, agujas, hilos, y mucha imaginación para crear muñecos.
Al principio, no recordaban la antigua arte. Poco a poco, los recuerdos fueron apareciendo y así resurgió la práctica de una manifestación de la cultura popular brasileira que estava perdiéndose. Hoy, en la ciudad de Crato hay un grupo de veinte mujeres que se apropriaron de esta arte y la transformaron en uma fuente de ingresos para su família, además de haber recuperado su identidade social, su auto-estima y su lugar en la comunidade por su nueva actividad: muñequera artesanal.
El Tatadrama busca fomentar ese gesto en todas las regiones y países donde está desenvolviéndose, estimulando la creación de muñecos referenciados en la cultura popular local. De esta forma, con su expansiono geográfica, empezaron a surgir muñecos rubios, negros, indios, orientales, gestantes, ancianos, adolescentes,todos con múltiples expresiones y tipos de sentimientos.
Quien sabe, tal vez un día tendremos muñecos activistas del medio ambiente, o muñecos ocupados en movimientos sociales comunitarios, o envueltos en programas que trabajan para la armonía y la paz de toda la humanidad.
El Tatadrama es un método que integra ciencia, filosofía, tradición y arte. Su objetivo, como el de toda terapia es la salud plena. Por lo tanto, se propone también a contribuir para la cura de nuestro querido planeta, por medio de la transformación del ser humano: la transformación en acción, en busca de un mundo mas justo, mas feliz y acogedor.
Referencias Bibliográficas
BENJAMIN, W. Reflexões: a criança, o brinquedo, a educação. São Paulo: Summus, 1984.
BUCHBINDER, M. J. A poética do desmascaramento: os caminhos da cura. São Paulo: Ágora, 1996.
GARCIA, E. L. & MALUCELLI, M. I. C. Tramas e dramas: do boneco de pano no Tatadrama. Rio de Janeiro: Livre Expressão, 2010.
GARCIA, E. L. Tatadrama: a violência mantida em segredo que emerge na boneca de pano. Revista Brasileira de Psicodrama. São Paulo: v. 21, n. 1, p. 165-172, set. 2013.
KISHIMOTO, Tizuko M. (organizadora) O Brincar e Suas Teorias. São Paulo: Cengage Learning, 2008.
MORENO, J. L. Psicodrama. 12. ed. São Paulo: Cultrix, 1997.
ROJAS-BERMÚDEZ, J. G. Títeres y psicodrama: el objeto intermediário. Buenos Aires. Argentina: Genitor, 1970.
ROMAÑA, M. A. Crônicas e conversas psicodramáticas. São Paulo: Ágora, 1998.
WINNICOTT, D. W. O brincar e a Realidade. Rio de Janeiro IMAGO, 1993.

TRATANDO LA PSICOSIS DESDE UN NUEVO ENCUADRE GRUPAL

TRATANDO LA PSICOSIS DESDE UN NUEVO ENCUADRE GRUPAL
Adolfo García de Sola Márquez
Psicólogo Clínico
U.G.C. Salud Mental. Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla.
Servicio Andaluz de Salud.

Resumen
Tratamos sobre un encuadre terapéutico grupal, desarrollado en dispositivos asistenciales de Salud Pública, que utiliza determinadas técnicas relacionadas con el manejo de los estados de conciencia.
Trabajando con la psicosis, los planteamientos psicoterapéuticos más convencionales no suelen mostrar un éxito claro y la medicación, aunque pueda ayudar, no logra, normalmente, resultados óptimos y es causa, además, de efectos secundarios significativos.
En cuanto a los métodos que buscan alterar el estado de conciencia con un propósito terapéutico, tienen una larga y extensa historia a través de diversas culturas, con enfoques muy diferentes, algunos discretos en su fenomenología y otros más espectaculares, y con distintos grados de profundización en el trabajo de trance utilizado.
Estudiar estas experiencias nos lleva a plantear nuestros grupos desde puntos de vista peculiares en cuanto a lo práctico y a lo teórico. Por otra parte, la literatura ha demostrado que terapeutas con una larga experiencia, tienden a tener buenos resultados al utilizar técnicas alternativas cuando actúan con personas afectadas de psicosis.
Nuestras intervenciones son flexibles, sin que ello signifique que no se siga cuidadosamente el desarrollo de la sesión, las sugerencias de quienes participan y el ritmo que marcan. Para ello es esencial mantener una escucha constante.
En los grupos utilizamos algunas líneas que ayudan a abrir el camino a otros estados de conciencia diferentes a los normales; por ejemplo, los sueños o el revivir los sentimientos experimentados en el momento en que alguien alucina o delira. También es efectivo recordar y reavivar situaciones en las que alguien se siente especialmente bien, o hacer entrar y salir de los diversos estados que se experimentan mientras se desarrolla la inducción, etc.
En nuestro enfoque, el concepto de Disociación es fundamental para la comprensión y el manejo de los estados de conciencia como instrumento terapéutico, sobre todo por lo que tiene que ver con los procesos de Atención y Concentración.
Palabras clave: Estados de Conciencia, Inducción, Disociación, Psicosis.

Reflexiones teórico-prácticas
Una sala vacía, en penumbra. Varias sillas descolocadas ocupan el espacio. Puede haber otros elementos, pero no son necesarios: quizás una mesa a un lado, alguna estantería, cuadros, un sofá, un sillón… Una o dos ventanas con las persianas medio bajadas. Se abre el telón, o la puerta, en nuestro caso, y comienzan a entrar diferentes personajes, hombres y mujeres de distintas edades, cada uno de ellos con historias largas y complejas, personas que en un momento dado se han acomodado a un modo de vida que, sin embargo, no les satisface demasiado, o que siguen perdidas en extraños pensamientos y modos de ver la vida de los que no encuentran escapatoria o no quieren encontrarla a causa de motivos oscuros.
Esto no quiere decir que hubieran podido pasar ‘a escena’ otros personajes con vidas ricas, acostumbrados a navegar por diversos mares y ríos caudalosos donde buscan y encuentran islas inesperadas u orillas de césped verde, o quizás azul…
Porque nuestros grupos empezaron a funcionar desde el juego que nos daban las diversas psicosis de quienes tratábamos, pero posteriormente hemos visto que son un fértil encuadre para tratar otro tipo de trastornos de los llamados neuróticos, o de personalidad, o para plantear nuevos retos y metas a personas que se sienten más o menos satisfechas con el trayecto vital que han decidido seguir, es decir, de las que solemos denominar como “sanas” (dentro de lo que cabe), pero “buscadoras”.
El grupo comienza con instrucciones para que cada cual se coloque donde quiera, busque un lugar determinado, sentándose, manteniéndose de pie, tumbándose en el suelo, en movimiento o no, con los ojos abiertos o cerrados… Lo importante es sentirse confortable, buscar siempre una mayor comodidad, un mínimo cambio corporal que pueda llevar a hallarse mejor, con una mayor relajación o sosiego…
Medio en serio, medio en broma, se indica: Este es el único grupo donde alguien puede dormirse y no pasa nada… pero en realidad no te duermes, sigues escuchando, de alguna manera no pierdes la atención… También puedes tener un sueño, en esa frontera de la vigilia, del dormitar o no, y si lo tienes, cuéntalo, vamos a escucharlo… qué sientes, cómo te encuentras… Tampoco hay obligación de comunicarlo a las demás… lo que quieras, siéntelo…
Las palabras que utiliza quien ejerce como terapeuta nunca son las mismas, se adaptan a lo que empieza a ocurrir, porque enseguida aparecen situaciones y, si no es así, se busca que lo hagan: Muévanse, cambien de lugar, seguramente les salga el impulso de hacerlo aunque no lo ejecuten; las instrucciones que les estoy dando no son muy comunes y puede costar que vaya desplegándose esa sensación de libertad en cuanto a moverse, en cuanto a decir lo que se viene a la cabeza, sin pensar si es correcto o no, si está contextualizado o son ideas que aparecen sin saber muy bien por qué… a lo mejor hasta hablar del tiempo podría ser un buen comienzo…
La luz disminuida ayuda a que todo vaya ocurriendo y fácilmente se transmite ese participar mutuo en cuanto alguien rompe la tensión del principio.
La única regla que se da al grupo es que cuando alguien habla, el resto debe esperar a que esa persona termine sus palabras para intervenir después. Esta regla rompe la manera en que acaecen los diálogos en la vida común, donde quienes intervienen pueden cortar las frases de quien conversa, acabar por su cuenta lo que otro dice, darse conversaciones paralelas… Y esto también ayuda a cambiar el ‘tempo’ cotidiano, lo cual ya ha empezado a ocurrir mediante las instrucciones previas del comienzo de la sesión.
Este manera de empezar, que parece discreta y suave, enseguida crea un clima en el que vemos acaecer situaciones sorprendentes. Algo que nos llamó la atención desde el principio de los grupos, fue que transcurrían sesiones enteras sin que personas con trastornos crónicos y con delirios activos, hablaran sobre éstos. Las conversaciones se hacían mucho más cotidianas, bromeaban, se desarrollaban situaciones interpersonales complejas, hablaban de su pasado, de sus antiguas actividades laborales, de su infancia, de sus familias, de sentimientos genuinos. E incluso si comentaban sobre sus ideas delirantes o alucinaciones lo hacían desde otro lugar, como si los vieran desde fuera, con una objetividad que sorprendía. Lo interesante es que este tipo de conversaciones no solían darse de manera espontánea en la Comunidad Terapéutica donde trabajamos, antes del comienzo de los grupos.
Además, el sentimiento predominante durante las sesiones era de tranquilidad, de distensión y, aunque pudieran ocurrir situaciones complicadas, alguna discusión, alguien que expresaba un malestar profundo o un enfado, tales intervenciones se toleraban con otra actitud.
Lo que estaba ocurriendo tenía que ver, a mi parecer y al de diferentes profesionales que han participado en los grupos, con la libertad de expresión, con la tranquilidad que puede sentirse ante la no crítica, quizás con “el libre albedrío” como decía una compañera, y con la atención flotante que predomina en el ambiente de nuestros grupos. En las sesiones tienen cabida conversaciones totalmente triviales, monólogos, risas, canciones, suspiros, el silencio activo o pasivo, la dramatización, la improvisación, el desarrollo de acciones premeditadas, los sonidos sin sentido aparente… Y todo esto lleva, de manera bastante inmediata, al “sentido común”, al “sentimiento común”, a una alta capacidad de escuchar a los demás y de interesarse por sus discursos, por lo que cada cual vive o ha vivido.
Las técnicas utilizadas en los grupos se basan en las que durante siglos han desarrollado personas dedicadas esencialmente a la curación o al replanteamiento de situaciones tanto individuales como sociales, métodos en los que incidir en cambiar los estados de conciencia es primordial. Hablamos de técnicas empleadas por chamanes y curanderos o curanderas tradicionales, pero también nos referimos a todo el cuerpo de conocimiento desarrollado por las teorías y la práctica de la hipnosis clínica y de algunas escuelas de psicoterapia donde el cuerpo y la espacialidad toman especial importancia. Aunque se den explicaciones muy diferentes, enraizadas en la cultura en que se desarrollan tales actuaciones, lo que se promueve siempre, de una manera más o menos explícita y consciente, es un descuadre del modo de ver los acontecimientos que rodean a la persona o al grupo, o incluso de percibirse a sí mismo o a los demás, permitiendo este movimiento mental una reevaluación de la situación y de las conductas factibles dentro de tal situación. Es decir, alguien atrapado o atrapada en un momento personal y social que produce malestar, encuentra una posibilidad de respuesta que le hace desenvolverse de otra manera y cambiar su situación vital y la percepción de ésta.
La flexibilidad de nuestros grupos permite utilizar diversas herramientas de acción que mantienen un proceso de inducción permanente en el que los individuos, y el grupo en sí, pasan por distintos momentos donde se desarrollan variadas escenas que tienden hacia la apertura del pensamiento y de la acción y a la consideración de nuevas alternativas ante nuestro propio sufrimiento y manera de estar en el mundo, incluso replanteando una noción de realidad estereotipada que puede estar haciendo la propia existencia más complicada de lo que ya lo es por sí misma.
El papel de la persona que ejerce como terapeuta es muy activo, pues debe estar siempre atenta al devenir grupal, al material que se presenta desde los diversos niveles de comunicación implicados en una situación colectiva. Podríamos decir que su principal tarea es abrir constantemente nuevas posibilidades de comunicación interna y relacional, aumentar el campo percibido sobre un problema en particular, sobre las diferentes significaciones que puede tener lo traído a escena, a la sesión terapéutica.
Si utilizo palabras referidas al teatro es porque me parece una imagen muy esclarecedora de lo que ocurre en el espacio mental del sujeto, pero también en el grupo, proyección en muchos momentos de situaciones internas recurrentes. Como lo explicaba C. Tart, estado de conciencia es “todo lo que está en la mente de una persona en un momento determinado. Un momento dinámico o configuración de las estructuras psicológicas”. Esa configuración se crea a través de la emergencia e interacción de varios elementos que entran y salen continuamente en el escenario que supone la conciencia y que influyen, como un cristal coloreado o como un prisma de cristal, en la visión e interpretación de lo que nos rodea y de lo que situamos dentro del sí mismo. Estos elementos-personajes se afectan mutuamente y se muestran jerarquizados en cuanto a la presencia e importancia que mantienen temporalmente en la escena.
Si detectamos tales elementos, nos será más fácil manejarlos, saber cuándo entran o salen de esa escena o incluso invitarlos a que actúen o hagan mutis en un momento concreto. Así podremos conocerlos mejor y aumentar o disminuir su influencia en nuestra propia percepción o en la de lo que nos rodea.
El terapeuta o la terapeuta, también han de entrar en un estado parecido al que se invita a los demás miembros del grupo: por eso te mueves, te sientas, te levantas, escuchas tu propia espontaneidad, aunque a la vez no dejas de adaptar lo que digas a la función terapéutica y cuidadora, que siempre debe estar ahí. Así, la propia percepción de las situaciones que emergen se hace más abierta y aumenta la habilidad para tener en cuenta diversos niveles de comunicación verbales, corporales y espaciales.
Creo que el límite temporal es esencial: quienes participan han de saber que se empieza a una hora determinada y se finaliza puntualmente. Esto provee de un marco concreto donde se desarrollará toda la acción, lo cual se convierte en elemento contenedor del encuadre grupal. Si sumamos a ello la consigna de esperar a que quien se esté expresando termine de hacerlo antes de que participe otra persona, nos encontramos con las dos premisas que constituirían los ejes delimitadores principales de dicho encuadre.
En ocasiones y, dentro de la dinámica emergente, el grupo puede dividirse en subgrupos que funcionan durante un tiempo de manera autónoma. Por ejemplo, dos personas se ensalzan en una charla mutua ante la mirada más pasiva de los demás y continúa más bien por el interés especial que tienen ambas que por el colectivo. Es interesante y podemos separar a estos dos sujetos para que continúen con ella, mientras el resto trata otro tema paralelo. Incluso se puede hacer un cierto transvase y que a ese pequeño grupo de dos se sume alguien que mostraba un cierto interés o que pensemos, como terapeutas, que podría aportarle algo. Usualmente, volvemos posteriormente al grupo grande, en el cual puede explicarse la situación surgida si se viese conveniente.
Comparo el funcionamiento dividido del grupo con situaciones mentales donde ocurren simultáneamente procesos de pensamiento y emocionales de manera disociada y que a la vez se influyen mutuamente hacia el “resultado final” de la conciencia vivida. Tener en cuenta estos procesos paralelos es también una manera de aceptar partes ocultas de lo mental que casi no podemos reconocer pero que elicitan a su vez nuestros sentimientos y comportamientos externos.
Estas son solamente algunas de las reflexiones a las que puede dar lugar el trabajo continuado con nuestros grupos y los marcos teóricos en que se basan nuestras maneras de hacer como terapeutas. Podría continuarse de manera ilimitada y, cada día, además, encontramos más referencias que aumentan las posibilidades de trabajo sobre estos grupos. Esto lo facilita el propio encuadre que hemos desarrollado. Desde septiembre de 2011, fecha de su comienzo, se han realizado cientos de sesiones, en grupos pequeños, medianos, grandes, tratando patologías diversas o en contextos de formación. Pero algo que no queremos dejar de señalar, antes de finalizar, es la importancia teórica y práctica del concepto de Atención: en qué está puesta la atención, hacia dónde se dirige, de dónde se aparta, en qué se concentra la persona que actúa como participante, a qué atiende quien ejerce como terapeuta. La atención ilumina o ensombrece personajes y partes de la escena, enaltece o aclara, da la voz cantante o hace callar. Determinar el punto de atención y vislumbrarlo es tarea esencial del terapeuta o la terapeuta y orienta el importante proceso psicoterapéutico que sigue un grupo de personas unidas en un tiempo y un espacio vitales.
Bibliografía relacionada
Babić D, Babić R. (2009) Complementary and alternative medicine in the treatment of schizophrenia. Psychiatr. Danub.
García de Sola, A. (1999). La hipnosis como instrumento de investigación de los fenómenos de curanderismo. En Rodríguez, S. (coord.) Religión y cultura. Sevilla: Signatura.
García de Sola, A., Briones, R. (2001). Curanderismo y trance. Curanderas de Kazajistán. Gazeta de Antropología,17, texto 17-18. http://www.ugr.es/~pwlac/G17_18Adolfo_Garcia-Rafael_Briones.html
García de Sola, A. (2014). Communication and consciousness states: examples in a psychotherapeutic group with psychotics, Proceedings 12th International Symposium Communication in the Millennium, p. 426-445 Pdf file, CD.
García de Sola, A. (2015) Groupes pour patients psychotiques: des outils hypnotiques adaptés. Hypnose et Thérapies Brèves, 37
Izquierdo de Santiago A, Khan M. (2008) Hipnosis para la esquizofrenia Cochrane Plus Library, N. 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Translated from The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
Kokoszka, A. (2007) States of Consciousness: Models for Psychology and Psychotherapy (Emotions, Personality and Psychotherapy)
Rodrigues, V. (2010) On consciousness-modifying: transpersonal psychotherapy. Journal of Transpersonal Research, 2010, Vol. 2
Sakari Kallio, Antti Revonsuo. (2003) Hypnotic phenomena and altered states of consciousness: a multilevel framework of description and explanation. Contemporary Hypnosis, Vol. 20, No. 3, 2003
Tart, C.T. (1997). States of consciousness. New York: Dutton&Co. Disponible en: http://www.druglibrary.org/special/tart/soccont.htm#intr

Ecos del Grupo Grande de Santander

Ecos del Grupo Grande de Santander
Concha Oneca y Francisco del Amo
Psicoterapia individual y grupal. Pamplona.

Nos reunimos este año bajo la leyenda de Babel. Una parte importante de la humanidad de la época se concentra en una zona geográfica próxima a la cuenca de los ríos Eúfrates y Tigris. Tienen en común una experiencia traumática. Todos han probado lo que es huir de una catástrofe natural aterradora: aquello que llamaron diluvio y que interpretaron como castigo de los dioses. Seguramente forma parte de un instinto que ya se manifiesta en los cardúmenes de peces, las bandadas de aves y los rebaños de mamíferos. Parece que formar parte de algo más grande nos protege y, quizás en los humanos pueda tener un incentivo adicional de orden espiritual.
Sin embargo, cuando inician un proyecto común, aparece el símbolo de la diversidad de lenguas como impedimento que arruina el proyecto, siendo interpretado como castigo de Dios.
Resulta encantador asistir a las asambleas de los pájaros en los árboles al atardecer. Los egipcios decían que los dioses hablaban la lengua de los pájaros. La lengua de la sabiduría y Toth representado como un ibis fue quien creó un lenguaje por el que pudiéramos acercarnos a esa sabiduría. Un lenguaje que nos permite compartir bajo el Roble sagrado las inquietudes de la tribu. Y no es fácil porque, podemos ver en las alegorías de los alfabetos de los árboles, que cada tribu ha encriptado sus sabidurías para evitar el robo de las mismas y la desactivación, en consecuencia, de sus poderes mágicos o divinos. De esta manera, cada lenguaje dice lo que dice obviamente, más lo que quiere decir, más lo que encubre fuera incluso de la comprensión consciente de quien lo usa. Patrick De Màre decía que había que escuchar la música del grupo y seguramente se refería a algo parecido a aquél murmullo de las hojas de los árboles movidas por la brisa que anunciaba el paso de Merlín con su sabiduría. Entonces había que buscar el roble que pudiera cobijarnos a todos y comenzar nuestra asamblea.
Buscar un roble adecuado es ya un problema. Nosotros lo experimentamos cuando en 1986 tuvimos que ubicar aquél grupo grande del Symposium de Pamplona con Patrick De Màre y lo hemos revivido en cada nueva ocasión en que hemos tenido el privilegio de escuchar a nuestros grupos grandes. Siempre recordamos los minutos que preceden al comienzo del grupo corriendo poniendo y contando sillas. Y esos minutos siempre son menos que los que prevé el programa como espacio entre el final de una actividad y el comienzo del Grupo Grande.
Nosotros hemos organizado y colaborado con la organización de varios de los encuentros de la S.E.P.T.G. y tenemos una idea de lo que supone. Cuando se prevé que se ha de reunir un grupo de tantas personas hay que pensar dónde y cómo hacer para que en el momento de iniciar el grupo esté el espacio disponible y las sillas esperando a los participantes. Y esto tiene una importancia capital a la hora de comprender los contenidos que formarán parte del dialogo que tratará de abrirse paso a continuación.
Por ejemplo, en esta última experiencia, preparando la primera reunión del Grupo Grande, nos encontramos en una carrera frenética por colocar las sillas en un espacio que no era suficiente para todos los inscritos. Concretamente, poniendo las sillas absolutamente encajadas unas con otras y reservando un espacio de puerta mínimo, vimos que, las pusiéramos como las pusiéramos, no cabían las 10 sillas que faltaban. Nos planteamos volver a empezar la ubicación en otro espacio pero ninguno parecía ofrecer mejores condiciones. Por fin decidimos empezar el grupo en esas condiciones y hubo dos contenidos que nunca podremos asegurar que se correspondían al propio devenir del dialogo grupal en la experiencia de grupo grande o a la realidad de su mala ubicación.
El primero fue que alguien saco su teléfono móvil y pareció que fotografiaba o filmaba la sesión, desarrollándose una reacción de protesta por la posible transgresión del principio de confidencialidad que los conductores habíamos solicitado como acuerdo básico del grupo. Bien es verdad que se gestionó en términos de confianza y desconfianza y el grupo lo elaboró pero el hecho es que fuera del grupo, estuvieran o no, había 10 personas a quienes no habíamos podido recibir en el grupo, que tendrían derecho a disponer de la información íntegra de lo que estaba pasando allí.
El segundo ocurrió hacia el final de la sesión. Aparecieron contenidos de inquietud relacionados con sensaciones de opresión y deseos de marcharse. Sí que es cierto que en este tipo de experiencias aparecen estas sensaciones, pero en este caso, cabía dudar si la realidad de la ubicación podría ser suficiente razón para generar una claustrofobia.
Para el siguiente encuentro descubrimos que los tabiques eran móviles y se podía generar una sala de mayor tamaño. Teníamos dos opciones: una sala muy larga y sin columnas y otra más cuadrada pero con columnas por medio. Las columnas eran muy gruesas y amenazaban con complicar la visión global del grupo y su espacio vacío dentro, así que optamos por la sala larga. El resultado fue un óvalo excesivamente largo. No sabemos si las columnas habrían limitado la visión mutua tanto como lo hicieron las dos largas líneas rectas que resultaron, pero el grupo toleró bien la distancia entre los extremos, se corrigieron los problemas de volumen de voz y se generó una rica comunicación.
Para el siguiente encuentro decidimos repetir este formato. Entonces descubrimos que el Hotel tenía un protocolo de actuación escrito que preveía que empleado tenía que estar haciendo qué a qué hora y dónde. Tras la anterior sesión del grupo, La Organización del Symposium había establecido el protocolo con la Dirección del Hotel cosa que fue vital y hubiera sido venturosa si todas las actividades que precedían al grupo grande hubieran terminado a tiempo. No fue así de manera que a la hora de iniciar el grupo faltaban de colocar un buen montón de sillas y los operarios que tenían encomendada la labor ya tenían que estar en otras cosas. Nos confiamos en que faltarían muchos participantes que habrían partido a sus lugares de procedencia y no fue así. El resultado fue que uno de nosotros estuvo ejerciendo de acomodador durante un buen rato acarreando las sillas que no se trasladaron en su momento.
También este hecho generó un artefacto en el proceso grupal, apareciendo la atribución de la incomodidad a la falta de puntualidad de los que iban llegando. Nos parece que fue una buena idea el haber cortado de raíz esto asumiendo que nos equivocamos no colocando todas las sillas previstas.
Hemos querido aportar estos hechos para facilitar la labor de quienes tomen en adelante el cuidado de estos grupos. Se dudaba últimamente del interés de seguir explorando este mundo de los grupos grandes en el marco de nuestros encuentros. La asistencia a las sesiones de grupo grande en Santander ha sido masiva y la participación muy activa y enriquecedora.
Es un tópico de nuestra Sociedad que el grupo grande es una experiencia tremenda que asusta a quienes nos contactan por primera vez. No tenemos esa impresión. Los jóvenes participan muy activamente. Quizás haya que considerar dos factores. Por una parte los jóvenes que nos llegan vienen mejor formados y quizás los adultos tengamos el Narcisismo , como diría Fernando Arroyave, mejor analizado de manera que todos estemos más proclives a compartir y a explorar juntos esta opción de la humanidad. Nuestra experiencia de grupo grande de Santander nos ha parecido derivar en este sentido.
Volvamos a Babel. Cuando la experiencia comunitaria fracasa por la dificultad para entenderse, se mantiene el liderazgo de Nemrod cuyo currículum es el poder. Siempre ha sido así. Y seguimos sin renunciar a la omnipotencia infantil, generando héroes que la personalicen. Pero no olvidemos que las exploraciones arqueológicas que han buscado La Torre De Babel no la han encontrado. Lo que han encontrado son cientos de mastabas de dos o tres pisos en cientos de ciudades de esa época en ese entorno, culminadas por el templo de alguna deidad protectora. Parece que el objetivo de llegar al cielo se sustituyó por entronizar mediadores en el dialogo con los dioses. Estas mismas construcciones han aparecido en muchas culturas de todo el mundo y, en la misma línea, hemos llenado las cumbres de nuestros montes de ermitas de la protectora contra tormentas, Santa Bárbara y del conductor de almas al cielo, San Miguel entre otros mediadores.
Nos deseamos seguir apostando por esta predisposición humana a aprender compartiendo la experiencia y las reflexiones que genera posteriormente. Quizás el Arbol sea un buen símbolo del lugar de reunión y dialogo entre humanos escuchando la algarabía de los dioses hablando la lengua de los pájaros.

Loading